Oración al Santo Niño del Remedio, para Pedir su Milagrosa Ayuda (Casos difíciles, urgentes y desesperados) | Mhoni Vidente - Horoscopos y Predicciones
Publicidad

Mhoni Vidente News

Blog

Oración al Santo Niño del Remedio, para Pedir su Milagrosa Ayuda (Casos difíciles, urgentes y desesperados)


Oh Divino y milagrosísimo Santo Niño del Remedio, 
dulcísimo Rey de los Cielos y de la tierra,
que a nosotros llegaste lleno de Amor y Redención
para ser el descanso de nuestras penas 
y la fuerza y el empuje de nuestras vidas, 
yo ....... en Ti confío, en Ti me refugio, en Ti espero.

Niño Jesús bendito, quiero que te quedes conmigo, 
si Tú estás a mi lado saldré triunfante en todas las pruebas, 
si Tú te aposentas en mi corazón
y me otorgas tu infinita bondad y misericordia,  
estoy seguro que mis problemas tendrán alivio y remedio.

Niñito bien amado que nada nos niegas 
y estas pendiente de nuestras necesidades 
cuídame de todo mal y protégeme en todo momento, 
tiende tus tiernas y amorosas manitas hacia mi 
y ayúdame a remediar todo lo que entristece mi vida.

Envíame tus bendiciones mi queridísimo y adorado Niño:
en las horas duras y amargas, 
en los momentos de angustia y dificultad, 
bendíceme sin cesar Divino Niño; 
cuando veas que no puedo salir solo-a de mis problemas
que pierdo las fuerzas y no se como avanzar,  
bendíceme sin cesar mi amado Niño, 
envía cuanto antes tus favores  
y dirige mis pasos por las sendas mas propicias.

Dulcísimo Jesús de los Remedios, 
Santo Niño prodigioso lleno de poder
que obras incomparables maravillas en nuestro beneficio,  
me acerco a Ti para pedir uno de tus milagros,
deposito en tus manos mi sufrimiento y necesidad
y te pido con humildad el remedio que tanto preciso, 
Tu que eres todo amor, eres misericordioso y bueno,  
concédeme que en breve vea resuelto mi grave problema:  

(pedir con gran fe el milagro que se desea conseguir).

Santo y lindo Niñito Jesús, 
Tu que haces tantos milagros en nuestro favor, 
demuéstrame una vez más que me amas  
y llena mi vida de tranquilidad, de alegría,
de amor correspondido, de armonía familiar,
de trabajo, salud, suerte y prosperidad,  
te ruego alivies las cargas que tanto me oprimen  
y concédeme lo que con inmensa fe y esperanza  
te he pedido durante estos días con esta oración.

Santísimo Niño del Remedio, Divino Infante, 
sabes que te amo con fervor y que te tengo presente, 
aunque a veces olvido decírtelo, 
sabes que tu protección me es necesaria siempre,  
por ello mándame a diario tu Santa Bendición,  
yo ....... no dejaré de agradecer tu auxilio  
y te tendré presente por siempre en mi mente y corazón, 
yo ....... quiero ser fiel devoto tuyo 
y tenerte a mi lado tanto en las penas como en las alegrías.

¡Oh Jesús Niño! mi Dios y Señor, 
oye nuestras plegarias, dirige a nosotros tus lindos ojos,
ponemos nuestra fe en tu bondad, 
y por intercesión de tu Madre la Virgen Purísima 
concédenos el remedio de los males que nos aquejan. 

Niño adorado, que tu Mensaje de amor nos guíe 
en nuestras palabras y acciones
y nos haga olvidar las ofensas entre nosotros,
que tu benignísimo amparo y compañía 
nos ayude a todos a alcanzar la paz.

Amén.

Rezar 13 Padrenuestros, Avemaría y Gloria. 
Hacer la oración y los rezos tres días seguidos,
o trece si la petición es muy, muy difícil, imposible. 

El Santo Niño de los Remedios es muy efectivo y milagroso,
y, aunque se puede hacer la oración en cualquier día, 
según la antigua tradición el mejor día es el 13 de cada mes,
miles de fieles devotos acuden a El en estos días
para pedir sus favores, demostrarle su afecto 
y darle su agradecimiento por los milagros concedidos.

Publicidad
Haz un Comentario


Lo Mas Visto: