Mhoni Vidente - Horoscopos y Predicciones
Publicidad

Mhoni Vidente News

Blog
Publicidad

Como purificar tu karma negativo

LA LEY DEL KARMA: El karma es la ley de causa y efecto.

La palabra karma significa ‘acción’ y se refiere principalmente a nuestras acciones físicas, verbales y mentales.

Es decir, lo que pensamos, lo que decimos y lo que hacemos crean karma.

Esta ley establece que nuestras acciones físicas, verbales y mentales son causas, y nuestras experiencias son sus efectos.

Nuestras propias acciones; del cuerpo, el habla y la mente, crean las experiencias de nuestra vida.

Lo que de verdad determina la naturaleza de cualquier acción, positiva o negativa, es la motivación subyacente.

La ley del karma enseña por qué cada individuo posee una disposición mental, una apariencia física y unas experiencias únicas.

Éstos son los efectos de las incontables acciones que cada uno ha realizado en el pasado.

Puesto que no haya dos personas que hayan realizado las mismas acciones en vidas pasadas, nadie puede tener los mismos estados mentales, experiencias y apariencia física que otro.

Cada ser posee su propio karma individual.

Algunas personas disfrutan de buena salud y otras sufren enfermedades sin cesar.

Unas tienen un físico atractivo y otras no.

Algunas siempre están alegres y se conforman con poco, mientras que otras suelen estar de mal humor y nunca están satisfechas.

Karma significa acción.

Las acciones que efectuamos dejan huellas o impresiones en nuestra mente muy sutil que, con el tiempo, producen sus correspondientes resultados.
Por lo tanto, por cada acción que hacemos, tanto positiva como negativa, recibiremos los efectos de la misma.

Nuestra mente es comparable a un campo de siembra, y las acciones que cometemos, a las semillas que en él se plantan.

Desde que se realiza la acción original hasta que maduran sus consecuencias, pueden transcurrir varias vidas.

Como resultado de nuestras acciones o karma, renacemos en este mundo impuro y contaminado y tenemos problemas y dificultades sin cesar.
Nuestras acciones son impuras porque nuestra mente está contaminada por el veneno interno del aferramiento propio. El apego al Yo.

Esta es la razón principal por la que experimentamos sufrimiento.
Éste es producido por nuestras propias acciones o karma y no es un castigo impuesto por nadie.

Sufrimos porque hemos cometido numerosas acciones perjudiciales en vidas pasadas.

El origen de estas malas acciones son nuestras propias perturbaciones mentales, como el odio, el apego y la ignorancia del aferramiento propio.
Cuando hayamos eliminado de nuestra mente el aferramiento propio y demás engaños, nuestras acciones serán puras.

Como resultado de estas acciones, nuestras experiencias, nuestro mundo, cuerpo y disfrutes, y los seres que nos rodean, también serán puros.
No quedará ni el menor rastro de sufrimiento, impureza ni dificultades.
De esta manera, encontraremos la verdadera felicidad en nuestra mente.

El Karma es un gran maestro, pues nos ayuda a tomar conciencia de las acciones que cometemos, pues como actúa en forma de experiencias, tendremos que experimentar los efectos de nuestras propias acciones.
Si hemos hecho acciones negativas, experimentaremos sufrimiento.
Si hemos hecho acciones positivas, experimentaremos felicidad.

Cada uno de nosotros es el responsable de las cosas que le suceden en su vida.

¿POR QUÉ EXISTE EL KARMA?

Venimos de momentos previos de nuestra propia consciencia. Así que nos hemos creado a nosotros mismos. Es nuestra propia conciencia, que es continua, ligada a la ley de causa y efecto.

Nuestra conciencia no viene de Dios, ni de Buda, ni de nuestros padres, no es física, es mente. La conciencia no tiene principio, no ha sido creada, pero tampoco ha surgido de la nada.

Todo lo que decimos, hacemos o pensamos, es como una semilla plantada en la conciencia, que dará su fruto similar a ella. Esto es el karma.

Esta realidad, te da el dominio de tu propia vida, tú puedes cambiarlo todo.
El karma te ayuda a recordar que no hay otra mente que cree tu vida, salvo la tuya propia.

La práctica de la ley de causa y efecto es la clave para desarrollar todas las cualidades del camino a la liberación y a la iluminación.

Cuando tomas la ley del karma como lo principal en tu vida, empezarás a ser consciente de tus acciones virtuosas y no virtuosas y a desarrollar la renuncia. Porque sabrás las acciones que van a traer sufrimiento en tu vida, y ya no las harás más. Por eso, ésta es la práctica clave para llegar a la iluminación.

El karma en el budismo es una inercia natural de causa y efecto.

Si hacemos una acción determinada, ya sea buena o mala, ésta nos traerá consecuencias iguales en nuestra vida.

Por ejemplo, si una persona roba un banco y tiene éxito, es muy probable que vuelva a robar, y si una persona ayuda a un anciano a cruzar la calle, entonces es muy probable que esa persona siga ayudando a otras personas.

En ambos casos, si la experiencia no produjera buenos resultados, entonces la inercia se haría menor (el ladrón robaría menos y el filántropo ayudaría menos).
Cuando un sujeto roba un banco, esta acción quedará registrada en su mente alterando el flujo de ésta, y provocando en él una percepción errónea de la realidad (“tengo derecho a tomar sin permiso las cosas que necesito”).
En realidad este proceso sería subconsciente. Estas percepciones erróneas le condicionarán a sufrir más adelante, pues crean un estado mental propenso a la infelicidad.

El karma no sería entonces una recompensa o un castigo mágico a las acciones sino simplemente el hecho de que las acciones humanas tienen consecuencias tanto externas como mentales.

Más bien serían las dos cosas juntas, es decir, habría castigo y premio, pero no de forma mágica, sino mediante consecuencias automáticas de las acciones, en un concepto que implica la reencarnación, siempre unida al karma.

Al comportarse de acuerdo con el karma, la persona debería tomar conciencia de que la búsqueda de la venganza y el mal traerá graves consecuencias en la vida diaria y en las vidas futuras. Esto permitiría aprender del sufrimiento, dominarlo y sacar provecho de él en términos espirituales para llegar al desarrollo de una vida más plena.

El sufrimiento nos ayuda a tomar conciencia de nuestras acciones pasadas, para no volver a cometerlas.

Puesto que todo acto tiene origen en la mente, el budista debe vigilar sus pensamientos y sus palabras, ya que también pueden producir bien o mal. Cada acción y palabra, buenas o malas, sería un boomerang que a veces vuelve en la misma vida y a veces en una vida futura.

El karma puede ser explicado como un fenómeno análogo a la inercia. Según esta visión, el individuo genera tendencias a través de sus causas.

Un pensamiento, palabra o acción intencional, si se repite, se convierte en costumbre y condicionará una tendencia en el mismo sentido. En el futuro, las causas no necesariamente serían intencionales, sino que estarían influidas por causas previas.

En este sentido, el karma constituye una influencia inconsciente, condicionante pero no determinante, pues somos siempre libres y podemos contrarrestar nuestras influencias o tendencias negativas. Aunque sean escasos en porcentaje, tenemos numerosos ejemplos de personas que han cambiado radicalmente de vida.

LOS 4 PRINCIPIOS DEL KARMA:

1. El karma es definitivo.
2. El karma se incrementa.
3. Se tiene que realizar la acción para experimentar el resultado.
4. El karma no desaparece. Para transformarlo se debe purificar.

LAS CARACTERÍSTICAS DEL KARMA:

Toda acción es creada y producirá el efecto correspondiente de manera definitiva.

Los efectos de cualquier acción acumulada se experimentarán de manera incrementada. Lo que significa que los resultados se vuelven mayores que la propia acción.

El karma o acción que no ha sido creado, no puede ser experimentado. Y el efecto de cualquier acción creada no se pierde, se experimentará.

Por eso es muy importante que no pasemos ni un solo día sin purificar el karma negativo que hayamos acumulado durante ese día.

Para purificar el karma negativo, hemos de hacer acciones positivas, virtuosas, dharma.

El sufrimiento viene de acciones acumuladas anteriormente.

Si yo he acumulado una acción en particular, nadie más va a experimentar su resultado, por lo que, al experimentar ahora mismo este resultado en concreto, me estoy liberando de una gran cantidad de karma negativo acumulado en el pasado.

Esto sirve para eliminar todos los obstáculos de la mente, incluso en los momentos más difíciles.

EL KARMA ACTÚA ASÍ:

Si tú mientes, estás creando la causa para que en un futuro nadie te crea.
Si tú robas, estás creando la causa para que te roben a ti, o puedas perder posesiones tuyas o puedes llegar a la pobreza.

Si tú te enfadas con alguien, estás creando la causa para que alguien se enfade contigo y te grite.

Si padecemos enfermedades mentales es porque en el pasado hemos molestado a los demás.

Si tenemos una enfermedad física es porque nos hemos maltratado o herido con un arma, administrado medicinas equivocadas u ofrecido alimentos venenosos.
Si no hemos creado la causa kármica para enfermar, es imposible hacerlo aunque estemos en medio de una epidemia que esté causando estragos a nuestro alrededor.

Las causas principales de estar oprimidos son haber tratado con orgullo a personas de posición inferior a la nuestra, haberlos maltratado o exigido sus servicios, o haber despreciado a los demás en lugar de amarlos y haber sido bondadosos con ellos.

Las causas principales del sufrimiento de tener que separarnos de nuestros familiares y amigos son acciones como seducir a la pareja de otra persona o poner a sus amigos o trabajadores en su contra.

Por cada acción que realizamos, experimentamos un efecto similar.
Si realizamos acciones virtuosas, disfrutaremos de felicidad.

LA PURIFICACIÓN:

La purificación es una práctica para eliminar o mejor dicho purificar el karma negativo creado durante la jornada.

Sería muy positivo realizarlo a diario porque lo más probable es que creemos karma negativo cada día.

Es posible purificar algo realizado con anterioridad.

La práctica general de la purificación comprende cuatro puntos llamados “los cuatro poderes oponentes”:


1- El poder del arrepentimiento:

No es lo mismo que la culpa, es diferente. La culpa es más emocional; es cuando nos sentimos fatal porque hemos hecho algo y nos castigamos, pensando que somos una persona horrible.

El arrepentimiento no es emocional, es más racional, más razonable y proviene de comprender el karma y creer en él, aceptarlo.

Entendemos que el karma actúa así: realizamos acciones que dejan huellas en la mente y permanecen allí hasta que en el futuro, cuando se reúnen las causas y condiciones, maduran y tenemos cierto tipo de experiencia como resultado.
Se dice que el arrepentimiento es similar a lo que sentiríamos si ingiriéramos algo venenoso sin darnos cuenta.


2- El poder del refugio:

Es una actitud o estado mental que surge cuando conocemos la doctrina de Buda. Sentimos confianza en él y en sus enseñanzas, estamos de acuerdo con ellas y decidimos seguirlas.

3- El poder del remedio:

Implica hacer algo positivo o virtuoso para neutralizar el karma negativo.
Se pueden hacer cosas virtuosas tradicionales, como recitar oraciones o mantras, meditar en el amor bondadoso o en otros aspectos.
También se pueden hacer donaciones para obras benéficas.
En general, es preciso hacer cosas positivas que beneficien a los demás; acciones caritativas, servicio desinteresado, obras altruistas. Esto es hacer Dharma.

4- El poder de la resolución o determinación:

Generamos en nuestra mente la determinación de no repetir la misma acción en el futuro.

Desear el no repetir lo mismo, y ponerlo a la práctica, reducir las veces que la cometemos. Prometer que no lo volveremos a hacer, y mantenerlo.
Otra característica del karma es que se multiplica. Si haces algo negativo un día y no lo purificas, al día siguiente se multiplica, se vuelve peor.

DIFERENTES TIPOS DE KARMA:

1- El karma que se origina cuando hacemos una acción, y posteriormente recibiremos el efecto correspondiente, de igual magnitud y efecto similar.
Este tipo de karma lo causamos nosotros mismos. Para evitar experimentar el efecto correspondiente, debemos purificar ese karma con el arrepentimiento, la oración y el dharma (acciones bondadosas y altruistas y servicio desinteresado a los demás).

2- El karma que arrastramos de vidas pasadas; son situaciones que nos han causado mucho sufrimiento y no lo hemos trascendido (superado). Entonces llevamos ese karma vida tras vida con la finalidad de limpiarlo, trascenderlo.
Este tipo de karma es difícil de evitar, pues la finalidad es limpiar de nuestra conciencia todo aquello que no nos sirve (negatividad, sufrimiento, apegos, egos, etc.), y la única manera de poder hacerlo es reviviendo las mismas experiencias o similares, vida tras vida, que nos han causado mucho sufrimiento, para así poder comprenderlas, trascenderlas y liberarnos de ellas.

3- El karma que pasa de generación en generación; es el karma que recibimos de nuestros padres, abuelos, antepasados. Son bloqueos energéticos, en donde el amor no fluye correctamente, y vamos heredando esos karmas a través del árbol genealógico.

Una de las formas de cortar este tipo de karma son las Constelaciones Familiares, una terapia, para evitar así, vivir las experiencias de esos efectos karmáticos generados por nuestra propia familia.

4- Cada país tiene su karma colectivo; cada ciudad, cada zona geográfica. Es por eso que reencarnamos en un determinado lugar de residencia, con la finalidad de experimentar los efectos del karma (o acción) que se generó.

La finalidad real de la vida consiste en limpiar de nuestra conciencia (mente Superior) todo aquello que no nos sirve, que bloquea el fluir del amor y no nos permite ser libres y felices.

Cuando tienes Paz interior, sin sufrimientos, sin apegos, sin negatividad, la energía fluye correctamente y te manifiestas como Presencia en la más pura esencia, es cuando sientes que eres uno con el Todo, no hay separación entre tú y todo el universo.

El karma te da la oportunidad de lograr eso.

LOS 10 SECRETOS PARA ELIMINAR EL KARMA NEGATIVO:

1.-Aprende a guardar silencio en los momentos de mayores turbulencias.

2.-Evita juzgar a las demás personas.

3.-Enfoca tu atención sobre las cosas que más te agradan.

4.-Mantente quieto, es en vano luchar (recuerda que sólo es una prueba).

5.-Ten esperanza, lo que parece real es sólo un mal pensamiento producto de tu imaginación. ¡Cámbialo!

6.-Perdona, suelta, y libera.

7.-Habla siempre en positivo.

8.-Medita por lo menos dos veces al día. (5 minutos sería muy buen comienzo).

9.-Visualiza situaciones agradables para ti y todos tus seres queridos.

10.-Otorga Amor sin importar lo que recibas.

Ejercico limpieza karmica:

Un ejercicio que puedes hacer para hacer una limpieza karmica es hacer una pequeña meditación.

Te pones en un lugar cómodo, con la columna vertebral recta, sentado o acostado y después de hacer unas cuantas respiraciones profundas, lentas y pausadas.

Imaginas que una luz de color violeta (transmutación) entra por tu cabeza y recorre todo tu cuerpo lentamente, llenándolo de luz por completo. Ahora puedes hacer una limpieza pasando esta luz por cada uno de tus chakras comenzando por el base y siguiendo un movimiento lento y ascendente hasta llegar al de la coronilla.

Imagínate envuelto en una burbuja de luz de color violeta, sintiendo cómo lo negativo se va transformando en la más pura luz. Eres esa luz, eres la transformación. Ahora tu cuerpo físico, tus canales energéticos y tu aura están limpios.


Remedios Naturales para las quemaduras

Las quemaduras son abrasiones de la piel que tienen lugar cuando ésta se expone a un elemento abrasivo como el fuego o productos químicos y su gravedad depende de la profundidad y superficie de la zona afectada.La piel está compuesta de capas y en función de las capas afectadas por las quemaduras se clasifican en tres grupos:

Quemaduras de primer grado: Cuando sólo afectan a la epidermis que es la capa más superficial de la piel. Estas quemaduras producen enrojecimiento, dolor y tirantez pero no causan lesiones y cicatrizan rápidamente sin tratamiento.

Quemaduras de segundo grado: Afectan a capas intermedias de la piel y además de los síntomas anteriormente mencionados suelen formarse ampollas dolorosas que revientan y se pelan pudiéndose producir también una descamación en la zona que desprenda las capas superficiales.

Este tipo de quemaduras también suele cicatrizar bien y consiguen restaurarse por completo aunque necesitan algo más de tiempo y la sintomatología es más acusada que en el caso anterior.

Las quemaduras de tercer grado: Afectan a las capas más internas de la piel y están consideradas como graves pudiendo poner en peligro la vida de la persona cuando se producen en grandes extensiones requiriendo tratamientos y cuidados especiales.

En estos casos la recuperación suele dejar cicatrices o áreas de piel insensibilizadas donde se haya producido la lesión.

CAUSAS DE LAS QUEMADURAS

La exposición al fuego es la común y la mayoría de las quemaduras se producen en accidentes domésticos, por lo que es necesario tomar las debidas precauciones en el hogar para evitar que se produzcan y alertar a los niños sobre los peligros del fuego u objetos peligrosos.

Los productos o sustancias químicas también son causantes de quemaduras cuando se vierten accidentalmente sobre la piel y tal como se ha expuesto en el punto anterior, la mayoría de casos producidos están vinculados con accidentes domésticos o laborales, por lo que extremar las precauciones cuando se manejen productos peligrosos es lo más importante para su prevención.

El contacto accidental con superficies calientes como los utensilios de cocina también pueden producir quemaduras que tienden a ser superficiales en la mayoría de los casos, pero también pueden evitarse al tomar las precauciones adecuadas en el hogar.

Las quemaduras eléctricas son el tipo menos frecuente de quemaduras y se producen por entrar en contacto con un circuito defectuoso o una chispa. Revisar el estado de las instalaciones y dispositivos de corriente en el hogar puede contribuir a prevenir este tipo de accidentes y las quemaduras producidas por la electricidad.


REMEDIOS CASEROS PARA LAS QUEMADURAS

Existen diversos remedios caseros para las quemaduras, pero se debe tomar atención que estos remedios son para las quemaduras leves y de primer grado.

1. Patata

Las patatas cuando se sufre una quemadura pueden ir muy bien para aliviar el dolor. Pelamos una patatas, la lavamos bien y la rayamos en trozos muy pequeños. Estos trozos los aplicamos encima de la zona de la quemadura y los dejamos por un tiempo de 4 minutos. Aplicar 2 veces al día.

2. Miel

La miel es ideal para las quemaduras, debido a que es un antihistamínico y ayuda a controlar y prevenir la infección y acelerar su curación. Se recomienda cubrir con miel la zona donde se encuentra la quemadura. Aplicar miel nueva como mínimo dos veces al día y lavar suavemente con agua tibia. 

3. Aceite de vitamina E

La vitamina E, sirve para las quemaduras gracias a sus propiedades antioxidantes que ayudan a suavizar la zona quemada, a la vez que tiene algunas propiedades antibióticas que ayudarán a prevenir posibles infecciones. Aplicar unas gotas encima de la zona quemada y frotar suavemente para que se absorba bien en la piel. Aplicar este tratamiento dos veces al día.

4. Aloe vera

Su jugo viscoso y baboso dentro de la planta ayuda a calmar el dolor y la picazón, y ayuda en la curación. Aplicar dos veces al día y lavar con agua tibia. 

5. Cebolla

Es un antiséptico natural muy potente a la vez que ayudará a hidratar la piel. Corta una cebolla por su mitad y aplica en la zona.

RECOMENDACIONES Y CONSEJOS EN EL TRATAMIENTO DE LAS QUEMADURAS

1. No reventar las ampollas durante el proceso de cicatrización independientemente de si se trata de quemaduras leves o quemaduras graves, pues se podrían producir infecciones.

2. No despegar la piel durante el proceso de pelado ni la que se sujeta a las ampollas cuando se están abriendo.

3. No aplicar hielo ni ungüentos sobre la quemadura especialmente si esta es grave y todavía se encuentra en proceso de cicatrización.

4. Envolver a la persona en llamas en una manta o sábana para apagar el fuego hasta que lleguen los servicios de emergencia.

5. Aplicar agua sobre la zona quemada o sumergirla por completo si no existen heridas abiertas y la piel no es está desprendiendo.

6. Para las quemaduras leves puede utilizarse el paracetamol o el ibuprofeno para frenar las molestias de los procesos inflamatorios. No utilizar aspirina.

7. No quitar las ropas ni despegar los pedazos de tejidos que pudieran quedarse adheridos a la piel.

8. Levantar la zona quemada por encima del corazón para facilitar el riego sanguíneo.

9. Proteger la zona quemada de raspaduras y presiones colocando una apósito estéril si fuese necesario.

Como limpiar energías negativas de la ropa

Algunos de nosotros pensamos mucho en qué ponernos mientras otros toman lo primero que encuentran en el armario.

Generalmente elegimos la ropa que usaremos en el día dependiendo del lugar a donde vamos o por el pronóstico del tiempo. Hay una gran cantidad de otros factores que influyen tales como el estilo de moda imperante, si nos queda la ropa, nuestro estado de ánimo, el tiempo que tenemos, etc., los cuales deciden lo que elegimos.

Hacemos esto de forma diaria, sin embargo, muy raras veces consideramos los efectos espirituales que tiene la ropa sobre nosotros cuando la usamos o la compramos. De hecho, la mayoría de nosotros (incluyendo a los fabricantes de nuestra ropa) no sabemos que la ropa que utilizamos nos afecta espiritualmente.

Investigación espiritual sobre la ropa

La Fundación para la Investigación de la Ciencia Espiritual (SSRF) realiza investigación espiritual sobre la ropa y sobre cómo vestirse mediante sexto sentido avanzado. La investigación la llevan a cabo aspirantes espirituales que utilizan dicho sexto sentido logrado a través de años de práctica espiritual (sadhana), y lo más importante es que están bajo la guía de S.S. Dr. Athavale. Ellos perciben las vibraciones espirituales que emanan de los diferentes tipos de ropa tomando en cuenta aspectos tales como el color, la forma y el material y anotan las lecturas obtenidas a través del sexto sentido. Algunos aspirantes espirituales pueden ver diversas vibraciones espirituales gracias a su avanzado sexto sentido de la vista. Al realizar dibujos basados en conocimiento sutil, estos nos dan una idea de la dimensión espiritual, un reino más allá de nuestra percepción común. En esta sección compartiremos algunas de esas imágenes basadas en conocimiento sutil, que nos mostrarán con mayor detalle el efecto de la ropa que nos ponemos.

Propósito de la ropa desde una perspectiva espiritual

Todos estamos conscientes del propósito de la ropa desde una perspectiva física y psicológica. Desde una perspectiva espiritual, la ropa tiene dos propósitos:

Energías negativas: En la Spiritual Science Research Foundation (Fundación para la Investigación de la Ciencia Espiritual), usan el término “energías negativas” como un sustantivo colectivo para representar a todos los tipos de entidades en la dimensión espiritual que intentan hacer daño a la humanidad, desde el “fantasma común” hasta los “māntriks” del más alto nivel. Si la fuerza espiritual del fantasma común está entre 1 y diez unidades, la fuerza de un māntrik oscila entre un billón hasta casi el infinito.
Absorber y emitir : Dependiendo de cómo nos vestimos, la ropa puede actuar como un receptor para absorber frecuencias positivas y divinas de la atmósfera a nuestro alrededor. En este sentido, la ropa puede transmitir esas vibraciones positivas y pureza hacia nuestra conciencia.
Protegernos de ataques de energías negativas: Si la ropa que usamos absorbe energía positiva, puede protegernos de energías negativas. En cambio si la ropa es tamásica por naturaleza, entonces atraerá energías negativas o fantasmas de la dimensión espiritual.

Color de la ropa

Los colores blancos, amarillos y azules tienen una mayor capacidad de atraer vibraciones espirituales positivas. Esto se debe a que son coloressátvicos . El negro por el contrario es un color que atrae la mayor cantidad de vibraciones aflictivas. Cuando se utilizan el negro y el blanco como combinación de colores, éstos chocan entre sí a nivel de vibraciones espirituales y por ende pueden atraer negatividad.

Los colores chillones también atraen vibraciones predominantemente Tama. Los colores deben complementarse el uno al otro.

Diseño e impresión en la ropa

Los patrones, tamaño o frecuencia de los patrones   en la ropa pueden tener un impacto significativo en la positividad espiritual o negatividad que emanan de un vestido.

Los diseños sátvicos  como hojas, flores, puntos y viñas son de gran ayuda.
Los diseños sátvicos  por lo general no tienen puntas.
Los diseños no deben ser cargados.
Los diseños mórbidos o violentos como calaveras, etc. atraen vibraciones negativas
Las líneas verticales en una camisa son mejores que las horizontales. Por otra parte las líneas oblicuas tienen vibraciones aflictivas.
La ropa teñida por uno mismo con colores sátvicos sin diseño por lo general atraen vibraciones positivas.


Condición de la ropa

La condición en que se encuentre la ropa también influye en cómo nos afecta a nivel espiritual.

La ropa sin lavar atrae energías negativas. Por ejemplo una gran compañía de jeans de marca alienta a sus clientes a no lavar sus pantalones. Desde una perspectiva espiritual, debido a que la suciedad y el sudor se acumulan en la ropa también lo hacen las vibraciones Raja-Tama. Por otra parte , la ropa lavada no está cargada con las vibraciones de un individuo o suciedad, por lo tanto su habilidad de atraer el componente Sattva es alta.

El uso de ropa rasgada, también se considera como una moda dentro de los jóvenes. Sin embargo este tipo de ropa atrae energías negativas.

Cuando se trata de ropa vieja y nueva, esta última es más propicia a atraer energías divinas. Por ejemplo una nueva prenda de seda lavada estará en mejores condiciones para atraer frecuencias divinas que una vieja.

Ropa prestada o comprada de segunda mano: Realmente se considero siempre “un tabú espiritual” por una cuestión energética aceptar ropa de la que no sabemos con exactitud su procedencia, pero yo entiendo que en tiempos de crisis hay por desgracia muchas personas que lo están pasando mal económicamente y se pasan ropa de unas personas para otras y mucha gente me pregunta si esto es bueno a nivel espiritual, si deben aceptarla o no y esta es mi respuesta: Claro que se puede aceptar y comprar ropa de segunda mano si la persona lo desea pero evidentemente esto solo en caso de necesidad!, se puede aceptar ropa usada pero sino sabes de quien era es muy conveniente limpiarla bien antes de usarla (física y espiritualmente) por ello os explico aquí como descargarla de energías negativas de su anterior dueño por si lo queréis tener en cuenta, se que mucha gente me lo agradecerá.

Las energías se trasmiten y pasan están ahí, si quieres aceptar ropa de otras personas pues hacerlo pero yo te recomiendo un método para eliminar la negatividad que puedan traer y podrás realizarlo con mucha facilidad y efectividad:

Lo que debes hacer es meterla en agua con sal gruesa en una tina muy grande para descargarla durante un par de horas y luego escurrirla solo con agua para sacarle la sal y lavarla normal después en la lavadora.
Echar un poquito de amoniaco perfumado en el tambor de la lavadora (prueba 1º con una prenda aver como sale porque esto depende de las tinturas pero no suele pasar nada pues no es lejía, al contrario sale la ropa mas limpia y además el amoniaco elimina negatividad y energías fuertes negativas como espíritus etc)

Pasar con muchisimo cuidado el humo de un incienso ruda encendido dentro del armario
Meter un ambientador de eses de colgar (en la barra entre la ropa ) dentro del armario de lavanda o romero y renovarlo cada 3 meses (puede ser comprado o hecho por ti mism@ de manera artesanal con hojas de lavanda dentro de un saquito o bolsita de tela, si el armario es grande y amplio se pueden poner hasta 3 pero bastante separados, si es un armario normal o tirando a pequeño solo pondremos 1 ).

Los Arcángeles

Información existe desde la antigüedad sobre ellos. Los ángeles son seres de luz que provienen de un plano superior. Para algunos son mensajeros de Dios, para otros son nuestros guardianes y quienes nos socorren si los necesitamos. Se conocen registros de la magia angélica desde los Egipcios y Hebreos, así comenzó a trasmitirse a diversas culturas y religiones. El origen de la palabra ángel proviene del latín “ángelus” que significa : “mensajero de Dios”
Los ángeles vendrían a ser los intermediarios entre el hombre y Dios y aunque para muchos son un mito, para otros son la máxima expresión de la existencia de una divinidad Jerarquía Angélica La Biblia nos habla de Ángeles y Arcángeles, los libros de los profetas mencionan a los Querubines y Serafines y también se habla de las órdenes que serían “virtudes, potestades, principados, dominaciones y tronos”.

Según lo que deseamos obtener es a quien debemos invocar. Sin embargo, los Arcángeles son los más conocidos, llamados “príncipes de los ángeles” y son ellos quienes han transmitido los grandes mensajes a la humanidad. ¿A qué arcángel acudir?

Existen siete arcángeles aunque la Biblia sólo menciona a Miguel, Rafael, Gabriel. A Uriel se le hace mención en los libros apócrifos de Enoc; Los otros serían Samuel, Zadkiel y Jofiel.

Para los conocedores de la magia angélica, una de las mejores formas de invocarlos es a través de la meditación, el conectarse con ellos y solicitar su asistencia mediante una velita del color correspondiente al arcángel.

LOS 7 ARCANGELES PRINCIPALES:

RAFAEL: se asocia a la sanación de todo tipo de enfermedades, según se dice Rafael habría recibido el “Libro de la medicina”. Se invoca cuando necesitamos salud física y emocional, calma para enfrentar pruebas o entrevistas de trabajo, auxilia en caso de aflicción y cuida la felicidad y armonía en los hogares. Velas verdes.

GABRIEL: es el mensajero de Dios, siendo él quien anunciara a María su inmaculada concepción. Se le invoca para ayudar a la fecundidad, protección de embarazos, reúne a personas distanciadas, da calma al hogar y beneficia la creatividad y comunicación. velas blancas.

URIEL: se dice que él posee las llaves del infierno y que sería quien expulsó a Adán y Eva. Cuida las tierras y ayuda a la humanidad en el proceso de aprendizaje. Ayuda en el trabajo, negocios, aumentar las ganancias y da equilibrio a la naturaleza. Velas rojas.

CHAMUEL O SAMUEL: arcángel del amor , se le invoca para ayudar a quienes están solos, en la protección contra las envidias y para alejar sentimientos de angustia. Velas rosas.

ZADKIEL: se le invoca cuando necesitamos el perdón, para lograr cambios en nosotros mismos y paz en nuestro corazón. velas moradas.

JOFIEL: se le invoca cuando necesitamos claridad mental para la toma de decisiones e iluminación. Velas amarillas.

MIGUEL: Se le invoca para protección contra enemigos o para cortar con su espada lazos energéticos entre personas. La Biblia narra cómo MIGUEL y su ejército derrotó a Satanás y sus ángeles. Se le invoca cuando se necesita protección, calma ante conflictos, valor, ayuda y valentía para enfrentar las dificultades. Velas azules .

Amuletos de poder y protección

Amuleto es un objeto que protege a una persona frente a un problema, guarda cierta relación con el término talismán.

Consiste en cualquier objeto portátil al que supersticiosamente se le atribuye alguna virtud sobrenatural: atraer la buena suerte o asegurar la protección de su dueño.

Los amuletos suelen ser: gemas, estatuas, monedas, dibujos, colgantes, anillos, plantas, animales, etc.

Los amuletos son algunos de los objetos más antiguos de la humanidad, ya que el hombre vio en ellos la forma para escapar de los males que lo aquejaban, fuesen físicos, morales o espirituales. Los primeros amuletos eran objetos naturales, tales como piedras, maderas talladas o cristales naturales, que eran apreciados por su forma, color o rareza. Más tarde se optó por poseer objetos de uso cotidiano que por haber sido propiedad de alguien o haber sido parte de un suceso, se guardaban por presuponer que tendrían cierto poder. En la actualidad existen multitud de amuletos, tanto comerciales como personales, ya que cada persona valora el objeto de manera subjetiva y alcanzan diferente importancia. La persona que lleva el amuleto, por su creencia y fe en éste, puede o no desear revelar este hecho a otras personas y compartir su apego.

Hay multitud de amuletos, aqui os citare algunos de los más utilizados y con los que yo trabajo:

Cruz y medalla de San Benito: La Medalla de San Benito es un signo sagrado muy difundido entre los fieles católicos. Presenta de un lado la Cruz de Cristo, y del otro la imagen de San Benito Abad. Sobre la Cruz y a su alrededor, se leen las iniciales de una oración ó exorcismo. La Medalla de San Benito recuerda a los fieles que la llevan consigo la presencia constante de Dios y su protección ante el demonio y los malos espiritus.

Cruz de caravaca: La Cruz de Caravaca tiene un infinito poder de protección y buenos augurios. El significado esotérico de la Cruz es el cruce del espíritu (línea vertical) y el plano material (linea horizontal), dando como resultado el hombre, que es un ser que se mueve en el plano material con opción de ascender o descender espiritualmente. Es usada en distintos rituales esotéricos pues es un amuleto sumamente eficaz, otorga protección contra todo tipo de males, protege al hogar y a sus habitantes, rechaza las malas energías y los daños, protege la economía familiar y brinda prosperidad.

La figa: La figa es una portadora de buena suerte, si se guarda en la cartera atraerá dinero, además es un amuleto muy usado para la reproducción, la seducción del sexo opuesto y la protección contra la esterilidad y la impotencia. El poder viene marcado por el material del que está hecha, si es de oro atraerá más riquezas, la de madera negra protege contra la envidia y la de color rojo atrae la suerte y protege contra el mal de ojo. Pero atención, si se cae al suelo y queda alguna marca indica que al dueño le han echado algún maleficio.
La mano de Fátima: es un símbolo con forma de mano, considerado desde la antigüedad como un potentísimo talismán en el mundo árabe (que no islámico) y que se utiliza para protegerse de la desgracia en general y del mal de ojo en particular. Su uso mas bien suele ser en mujeres. Dicen que….. “no se puede comprar para sí mismo, sino que debe ser un regalo”.

Colgante o pulseras de ojo turco: es un amuleto que está destinado a proteger contra el mal de ojo, es omnipresente en las oficinas y hogares, en joyería, incluso para los bebés, en los vehículos, puertas, caballos e incluso teléfonos. Se observa habitualmente en forma de una gota aplanada o como un adorno colgante, hechos a mano de cristal de colores, y se utiliza como un collar o una pulsera o un adjunto a los tobillos.

Herradura de la Suerte: La herradura es el talismán más poderoso para proteger tu casa y crear prosperidad. Las herraduras traen buena suerte,  es uno de los amuletos más buscados, ya que por creencia popular, se dice que tener una herradura colocada en la puerta de ingreso de una casa o en una pared que de frente a la puerta, trae prosperidad y abundancia a todos los habitantes del hogar. Hallar una herradura es símbolo de fortuna, y más aun si es de 7 agujeros.

Tetragramatón: En la Edad Media se consideraba símbolo de inmenso poder y se usaba para la salud y seguridad tanto en el sentido físico como en el espiritual, expresa dominación del espíritu sobre los elementos de la Naturaleza. Con este signo mágico podemos mandar a las criaturas elementales que pueblan las regiones del fuego, aire, agua y tierra. Ante este simbolo tiemblan los demonios y huyen aterrorizados. Elinphas Levi lo describe :”el símbolo del macrocosmos a través del cual el hombre domina los poderes y el ser de los elementos y aleja del demonio a todo lo que es primordial’.

El ojo de Horus: Ojo de Horus se utilizó por primera vez como amuleto mágico cuando Horus lo empleó para devolver la vida a Osiris. Gozó de gran popularidad en el Antiguo Egipto, siendo considerado un amuleto de los más poderosos: potenciaba la vista, protegía y remediaba las enfermedades oculares, contrarrestaba los efectos del “mal de ojo” y, además, protegía a los difuntos. Como talismán simboliza la salud, la prosperidad, la indestructibilidad del cuerpo y la capacidad de renacer. Incluso en la actualidad se sigue utilizando como amuleto por personas que practican diversas religiones en todo el mundo.

El martillo de Thor: El martillo de Thor proporciona la protección del dios Thor. Parece ser que el éxito de su poder reside en su forma geométrica que hace que fluya la energía positiva a quien lo lleva. Protege de todo mal. Tambien tiene propiedades para fortalecer la virilidad masculina.

Llamador de Ángeles: Protege a la persona que lo lleva puesto de personas envidiosas, especialmente a las embarazadas. Se lleva en el cuello como colgante. También puede ser ubicado en el hogar, preferentemente en una puerta o en una cuna: en la puerta, porque, al abrirla y cerrarla, provocamos que el llamador de ángeles se mueva y suene; en la cuna, para hacerlo sonar antes de que se duerma el bebé y proteger, así, su sueño. De hecho, aunque el llamador es para beneficio exclusivo de la persona portadora, protegería al futuro hijo aun estando en el vientre materno. Para ello, se utiliza una cadena de 70 centímetros, como mínimo; así, el llamador quedará a la altura del bebé. Eso sí: una vez que éste haya nacido, puede ser utilizado únicamente por uno de los dos, madre o hijo.

Lo Mas Visto: