La 'Puerta del Infierno'; el pozo ardiente que surgió misteriosamente - Mhoni Vidente - Horoscopos y Predicciones

La 'Puerta del Infierno'; el pozo ardiente que surgió misteriosamente

Lleva más de medio siglo ardiendo, un error humano abrió las puertas y desató las llamas del 'Diablo', su nombre real es Pozo de Darbaza .


La puerta del infierno es el nombre con el que se ha bautizado a uno de los cráteres más impresionantes de la Tierra, cuenta con alrededor de cincuenta metros de diámetro y más de veinte de profundidad, increíbles llamaradas de fuego brotan de el, en su interior se desató un incendio que parece no tener fin desde hace más de 50 años. 

Pozo de Darvaza 

En realidad la puerta del infierno como ha sido apodado, lleva el nombre de Pozo de Darvaza, y aunque es un lugar impresionante, no es obra de la naturaleza misma, sino más bien un sitio que surgió inesperadamente como resultado de una excavación minera soviética que se realizó en 1970.

Durante la perforación se encontraron con yacimientos de gas natural y una caverna subterránea que provocó un derrumbe. 

El error humano 

Una de las curiosidades de su surgimientos resulta cuando el grupo de geólogos que trabajaba en el lugar decidieron prenderle fuego al pozo con la intención de incinerar los gases tóxicos que de ahí emanaban hasta lograr que se consumieran por completo, lo que no fue una buena idea.

Ellos calculaban que sería cuestión de semanas para que los gases se acabaran, pero la realidad fue otra, el Pozo de Darbaza lleva encendido desde 1971 y con ello se abrió la puerta del infierno. 

Este evento que en si no fue propio de la naturaleza, ha despertado la curiosidad de miles de locales y turistas que arriban a Turkmenistán en la Unión Soviética, que acuden al lugar con la finalidad de observar el fuego y claro, como es la moda, tomarse la mejor fotografía para presumirla en redes sociales. 

Aunque el acceso es restringido y de difícil acceso muchos han logrado esquivar a las autoridades para presenciar el fuego del "infierno" y acercarse lo más posible a los bordes del cráter por algunos instantes, o por lo menos hasta que el cuerpo aguante la insoportable temperatura. 

También podría gustarte