Poderosa Oración por los Hijos, para pedir su Protección ante el Mal. - Mhoni Vidente - Horoscopos y Predicciones

Poderosa Oración por los Hijos, para pedir su Protección ante el Mal.



Todos los que tienen hijos, temen que algo malo le pase. Por ese motivo es que siempre se realiza una oración por los hijos, para que siempre estén protegidos por la mano de dios y para que cuando se encuentre en soledad por la calle, nunca les pase algo malo.

Los hijos son lo más valioso que tienen los padres, y eso muy bien lo sabe nuestro padre creador, que tuvo que dar a su único hijo para que nosotros podamos ser libres de todo pecado que hayamos cometido. Y no siempre le agradecemos por ese gran sacrificio que realizó por nosotros.

Todos sabemos que Jesús era un dios y que se sacrificó por nosotros y pasó por tantos martirios, pero nosotros, humanos, no podemos soportar tanto dolor como pudo soportar Jesús y como el que tuvo que soportar nuestro dios padre que tuvo que ver morir a su único hijo clavado en una cruz.

Esta oración es perfecta para pedirle a dios por la protección de los hijos, por el resguardo de ellos en las manos de dios. Para que los cubra con su glorioso manto sagrado y los haga invisible a los ojos del mal, pues él siempre está al acecho de los débiles.

ORACIÓN 

Dios mío, por favor intercede con tu mano misericordiosa y protege a todos mis hijos. Fortaléceme con tu amor y que cada paso que den mis hijos, sean completamente guiados por ti.

No permitas que se me desvíen de tu senda y que se vayan por el camino del mal, por el camino que satanás quiere que crucemos todos tus siervos, porque lo que él desea es llevarnos consigo.

No permitas Dios mío que mis hijos se vayan por esa senda.

Dios mío, mis hijos son el mayor regalo que tú me has dado. Padre, protégelos de todo el mal que se encuentre en su asecho. Ellos son jóvenes y aventureros, pero no permitas que una de sus aventuras sea de la mano del demonio. Siempre sostenlos con tus manos misericordiosas y nunca se la sueltes.

Dios mío, en casa yo hago mi trabajo. Les hablo de ti, de tú fuerza, de tu poder y de toda la sabiduría que tú tienes, pero ellos no quieren escucharme. Ayúdame a que sus oídos se liberen y que logran escuchar mis palabras, para que así ellos también puedan disfrutar junto a mí de todas las alegrías que traes contigo.

Mis hijos son la única esperanza que me quedan en este mundo. Ellos son la luz de mis ojos, no permitas que mi luz se apague. Protégelos como un escudo y líbralos de todas esas personas malas y malintencionadas que no quieren nada bueno para las demás personas. Líbralos siempre del mal, por los siglos de los siglos. 
Amén.

También podría gustarte