Luna en Acuario


Siempre te sentiste el “raro” de tu familia, sos el encargado de plasmar una herencia de creatividad familiar, posiblemente pagando el costo de ser el excéntrico o el inverosímil de tu entorno. Con tu familia tienes un vínculo discontinuo, cuando están cerca, te sentís agobiado y cuando no están, percibís una inusual necesidad de conectarlos. A lo mejor mamá y papá eran algo “diferentes a lo convencional”, y les resulta difícil terminar de comprenderse mutuamente. Tu lema debería ser “el único refugio es la ausencia de refugio”, ya que desde chico atravesaste situaciones de inestabilidad y repentinos abandonos. 
Todo cambia constantemente y tienes que ser creativo para adaptarte siempre a lo nuevo y a lo diferente que la vida te propone. Lejos de controlar a tus afectos tu aprendizaje será: “amar es dar libertad”, quizás con la apariencia de ser poco comprometido o desconectado, en lo profundo tu esencia te susurra: no sos de aquí ni sos de allá. La vida propone continuamente cambios e imprevistos que si intentas evitarlos solo se generaran más conflictos y angustias en tu interior. Siempre rodeado de impensadas vueltas del destino, pareciera que tu existencia siempre será así, una secuencia de discontinuidades, cosas imprevisibles, gente que hoy está y mañana no, ya que tu aprendizaje es comprometerse en el presente sin necesitar garantías a futuro.
Uso cookies para darte un mejor servicio.
Mi sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más