Las manos y sus significados | Mhoni Vidente - Horoscopos y Predicciones
Publicidad

Mhoni Vidente News

Blog

Las manos y sus significados


Las Manos y su Significado

Hablar sobre el simbolismo de cada parte del cuerpo es, realmente, más que interesante.

Podemos extraer mucha información acerca de qué nos está diciendo el cuerpo a través de las dolencias o malestares radicadas en zonas “no aleatorias” del cuerpo.

Y sí… todo nos permite seguir adquiriendo nuevos aprendizajes y observaciones.

Las manos representan el hacer, son instrumentos de acción, al igual que los pies. Son las que realmente hacen, llegando más lejos en su acción a través de su movimiento y acercamiento hacia aquello que deseamos “tomar” para nosotros.

Más allá del simbolismo asociado a las manos, veamos qué significaría que la dificultad esté en la mano izquierda o en la mano derecha. Para ello vale observar el siguiente cuadro que grafica claramente los significados de ambos hemisferios corporales: la mitad derecha y la izquierda.

Mitad derecha del cuerpo:

energía yang – lo masculino
lo externo o “de afuera”
la relación con el padre – con los hombres
la conexión con la agresión – aceptación de la acción
plano intelectual
aspecto laboral

Mitad izquierda del cuerpo:

energía yin – lo femenino
lo interno o “de adentro”
la relación con la madre – con las mujeres
la permiso para recibir – la intuición
la conexión con la quietud
la creatividad y desarrollo artístico
aspecto emocional

Pues bien, esto nos da una orientación respecto al área en que puede estar presentándose ese “llamado de atención” a través de la dolencia que nos aqueje.

Ahora bien: siguiendo con este desmenuzamiento y detalle, veamos ahora qué ocurre respecto a los dedos en sí: De hecho, los dedos van “más lejos” que las manos.

Es por eso que, por lo general, cuando nos encontramos con accidentes o lastimaduras en los dedos seguramente tendremos que observar si estamos yendo más lejos de lo que podemos, sentimos o queremos en realidad.

Los dedos indican numerosos datos sobre la individualidad del consultante, por lo que para hacer una interpretación adecuada, hay que estudiar con precisión todos los detalles como significado, forma, tamaño, inclinación, separación, etc.

Los dedos largos, indican una persona cuidadosa, paciente, y meticulosa. Pero si son excesivamente largos, indican que la persona es vanidosa.

Los dedos cortos, por el contrario, indican capacidad de síntesis e intuición rápida, además de dinamismo físico y de pensamiento.

Los dedos de longitud media indican, por fin, equilibrio entre la inteligencia y el instinto, capacidad de análisis y de síntesis conjuntamente. Son de longitud mediana aquellos dedos en los que el índice tiene la misma longitud que la palma.

Los dedos muy gruesos demuestran materialismo, bienestar, tendencia a los placeres de la carne y de la mesa; los dedos delgados, por el contrario caracterizan a individuos cerebrales ajenos a los placeres materiales y volcados en la consecución de las propias aspiraciones.

Si los dedos acaban en forma de espátula, denuncian siempre modales bruscos.

Los dedos cónicos, es decir los que se afinan en el extremo, indican buena receptividad.

Los dedos cuadrados, es representan el equilibrio, la reflexión, el orden.

Los dedos lisos revelan tacto, inspiración, espontaneidad, impulsividad.

Si los dedos lisos son cuadrados, habrá mayor equilibrio entre la inspiración y la razón.

Los dedos lisos de espátula indican un compromiso entre el orden y la apariencia del orden.

Pulgar o dedo de Venus:
Se considera un dedo normal, cuando estando la mano en reposo, el dedo pulgar llega justo hasta la mitad de la falange inferior del dedo índice. Representa la voluntad, espíritu de iniciativa, intuición, razón, profundidad de juicio, inteligencia ideas y proyectos.
Si es más largo, tendrá mayor capacidad intelectual, y vera reafirmada su personalidad. Si tiene forma puntiaguda informa de que el individuo da facilidades a las presiones externas y actúa con diplomacia.
Si es más corto de lo que se considera normal, su poseedor es débil de voluntad.
Muy abierto, corresponde a una persona generosa y comprensiva. Cerrado, va perdiendo su esencia.
Vulgarmente llamado “el pulgar del asesino”, se le conoce fácilmente porque la primera falange, tiene forma de porra. Se trata de una persona cabezota, testaruda, celosa y posesiva., Si una persona, levanta ese dedo y lo pone hacía arriba, significa que aprueba una acción; y si lo pone boca abajo, significa que desaprueba algo.
Su longitud ideal dentro de la mano es la misma que la del dedo meñique; en este caso, señala a una persona equilibrada; un pulgar largo indica a una persona dominante, mientras que el pulgar corto es propio de los caracteres débiles.

Índice o dedo de Júpiter:
Es el dedo de la autoridad, el dominio, dotes de mando, ambiciones, capacidad de proyección de la imagen. El índice nos habla de los impulsos, aspiraciones, tendencias, carácter, ambición, idea de poder.
En una mano normal, el índice y el anular acostumbran a estar al mismo nivel.
Si es más largo, el poseedor de este dedo se muestra más inquieto, orgulloso y ambicioso.
Por el contrario, si es algo más corto, débil, es incapaz para cargos muy responsables. Es honrado y fiel, pero no acepta críticas que puedan dañar su prestigio.
Normalmente es el dedo más expresivo de la mano y sirve tanto como para señalar cosas, como para mostrar una negativa.
Indica amor propio, ambición y orgullo.
Desde un punto de vista fisiológico se le asocia con el aparato respiratorio y el estómago.
Si el índice es largo, señala dominación, orgullo, ambición reprimida; si es corto, ambición violenta y desenfrenada.
Si es grueso, ambición hacia los apetitos materiales; si es delgado, incapacidad de realizar los deseos.
Médicamente, ofrece valiosas informaciones sobre el hígado, el bazo y las dolencias reumáticas.

Dedo Medio o dedo de Saturno:
Es el dedo más largo de la mano y el que ocupa la posición central, y de ahí su nombre por su posición, se le considera como el dedo del equilibrio entre la introversión y la extroversión, entre el consiente y el subconsciente.
Si es largo, señala tendencia hacia lo científico, capacidad de análisis; si es corto, una mente superficial.
En muchas culturas levantarlo con el resto de los dedos cerrados en puño y la yema mirando a la cara del que hace el gesto, se considera un insulto hacia la persona a la que vaya dirigido.
Es el menos flexible. Por ello demuestra seguridad, la espina dorsal del individuo, fiel a su conciencia, marca el equilibrio en su entorno social, profesional y familiar. Considerado normal si es un poco más alto que el dedo índice y anular, es signo de reflexión, acepta el mundo tal como es y lo valora.
Si es demasiado largo, sus características pueden convertirse en negativas. Si no llega a una medida normal, le falta fuerza interior y sus objetivos no estarán a la altura de las circunstancias.
Médicamente, ofrece valiosas informaciones sobre los intestinos.

Dedo Anular o dedo de Apolo:

Capacidad creativa, talento, plenitud, belleza, arte, destaca el sentido artístico, idealista, todo lo majestuoso. Si el dedo es largo, el afán creador se convierte en el festín, lujo, exceso. Si es notablemente más corto que el índice, su tendencia se decanta a un satisfactorio amor al prójimo.
Si está bien formado y encaja armónicamente con el resto de la mano, señala solidez emotiva; si además de corto es grueso, tendencia a la autocompasión;
si es liso, inspiración artística; si es nudoso, orden y método; si tiende a inclinarse hacia el dedo medio, dificultades entre lo que se desea y el sentido del deber.
Su nombre se debe, según cuenta la historia, a que antiguamente en Egipto se creía que había una arteria que comunicaba este dedo directamente con el corazón, por este motivo los enamorados elegían ese dedo para colocarse un anillo como prueba de amor.
Se cree que los niños con los dedos anulares más largos que los dedos índices probablemente tienen habilidades para las matemáticas.
Médicamente, ofrece valiosas informaciones sobre los trastornos cardíacos.

Meñique o dedo de Mercurio:

Habilidad para la elocuencia, aventura, diplomacia, el comercio.
El dueño de un meñique corto, puede tener problemas de oratoria, al quedar sin argumentos en el curso de una conversación que le pueden causar mal entendidos. Diplomático, es valorado más por los hechos que por sus palabras.
Al contrario, el poseedor de un dedo meñique largo, es amante del riesgo y la aventura. Interminable conversador, buen anfitrión.
Quirológicamente es el segundo dedo más importante después del pulgar, pese a su aparente insignificancia. Expresa todas las relaciones emotivas no cubiertas por el anular, las relaciones con los demás, las relaciones familiares, y sobre todo las relaciones sexuales. Si es largo, tiende a refugiarse en sí mismo.
En ciertas culturas se vinculan los dedos meñiques de dos personas que realizan una promesa. Tradicionalmente, se consideraba a la promesa como vinculante, y la idea original era que la persona que rompía la promesa debía cortarse el dedo meñique.
Médicamente ofrece valiosas informaciones sobre los riñones, la vejiga y el aparato reproductor

Otras visiones y simbolismos

Desde el punto de vista de las Ciencias Sagradas, los dedos de la mano y de los pies también tienen una simbología especial, ya que los dedos de los pies representan los Diez Mandamientos de la ley física y los dedos de la mano representan los Diez Mandamientos de la ley espiritual.

Desde la visión de la cromoterapia, el color de la palma de la mano también da información adicional: una palma pálida identifica a la persona con escasa vitalidad e iniciativa, una palma de la mano amarillenta indicaría que se trata de una persona introvertida y algo sarcástica.

En cambio, una palma rosada refleja a alguien con características armoniosas y con una conexión regulada con su temperamento y agresividad, en cambio si se tratara de una palma rojiza seguramente estaríamos frente a alguien muy enérgico y un tanto irritable.

Consejo: Cuida mucho tus manos realizándote manicuras completas cada cierto tiempo, mímalas echándoles crema hidratante a diario, y lávate las manos de manera frecuente con jabón de glicerina.

Terapias alternativas que tratan manos: técnica metamórfica, cromoterapia, reflexología, acupuntura, medicina china.

Publicidad
Haz un Comentario


Lo Mas Visto: