Métodos para canalizar la agresividad | Mhoni Vidente - Horoscopos y Predicciones
Publicidad

Mhoni Vidente News

Blog

Métodos para canalizar la agresividad


Todos nos sentimos furiosos en algún momento. La ira es una respuesta normal del ser humano cuando se siente amenazado o frustrado.

Como se dispara automáticamente frente a determinadas situaciones, si no se controla y canaliza bien, puede convertirse en un problema serio de conducta, lo que puede poner en peligro el trabajo, la familia, los amigos y la salud de una persona.

El enojo que se exterioriza de forma agresiva y violenta, carece de elementos positivos y resulta dañino e improductivo, ya que en lugar de ayudarnos a resolver los problemas, lo único que logra es empeorar aún más la situación por las consecuencias nefastas que ocasiona.

Sin embargo, no todo es negativo. Hay personas que con inteligencia, aprenden a aprovechar la energía de la ira y consiguen orientar esa fuerza agresiva hacia acciones productivas, que, lejos de provocar daños, resultan altamente productivas.
En este artículo encontrarás varios consejos prácticos para que aprendas en forma positiva a canalizar tu agresividad.

Cómo detectarla

Como la agresividad es algo impulsivo que se dispara de manera casi automática, es importante aprender a detectar las primeras señales que envía nuestro cuerpo cuando entra en este estado. Hay varios síntomas que nos pueden alertar:

1. Normalmente, el cuerpo te dirá cuando estás enojado: respiración agitada, el corazón parece galopar en el pecho en lugar de latir, el rostro se enrojece, los músculos están tensos, los puños cerrados, sentimientos de golpear a alguien o algo.
2. La ira puede hacer que levantes la voz a las personas que tienes a tu alrededor e incluso, a quienes te caen bien o que tienes estima.
3. Alguna gente oculta su ira en lo mas profundo de su ser. Esto tampoco es bueno, ya que puede derivar en dolores de estómago o cabeza y, generar depresión.
4. Una situación considerada injusta que produce ira, por ejemplo que alguien tome su lugar en la fila, dispara en algunas personas, una cascada de pensamientos negativos, tales como “me toman por estúpido”, “la gente es mal educada”, “por eso estamos como estamos”, etc. Esta lluvia de pensamientos negativos, hace que no podamos ver con claridad la mejor manera de actuar.

Consejos para evitar el estallido

Ante una situación que te provoca gran enojo, o te hace sentir ansioso/a o nervioso/a, procura:
1. Realizar tres respiraciones pausadas, inhalando y exhalando el aire, siempre por la nariz
2. Contar hasta diez y, luego desde diez hasta cero, antes de hablar o actuar precipitadamente.
3. Prestar atención a los músculos del cuello, boca, cara, brazos. Si están contraídos, relajalos con respiraciones lentas o movimientos mientras caminas.
4. Identifica tus pensamientos negativos y reemplazalos inmediatamente por otros positivos, por ejemplo: “soy un desastre”, “no puedo soportar esto”, “me siento desbordado/a”, “todo va a salir mal”, “lo hace a propósito”; por otros positivos “soy capaz de superar esta situación”, “si me esfuerzo tendré éxito”, “esto es pasajero y la situación mejorará”, “posiblemente actuó así porque no se dio cuenta”.
5. Si cualquiera de los pasos anteriores te resultan difíciles, sal de ese lugar, aléjate de situaciones estresantes, evita leer o escuchar noticias desalentadoras. Mientras sales a caminar al aire libre, comienza los pasos 1 a 4.
6. El desahogo físico es bueno para disipar la agresividad; si la ira te perturba, corre una hora alrededor de una plaza, practica boxeo, artes marciales, natación o algún deporte de descarga. Esto te oxigenará y tranquilizará, permitiéndote pensar con claridad.

Técnica de relajación muscular

La técnica de relajación muscular, sirve para aplicar antes, durante y después de la situación que te enfurece. Para que resulte eficaz, es necesario entrenarte:

- Siéntate tranquilo/a en una posición cómoda. Cierra los ojos
- Relaja lentamente todos los músculos del cuerpo, empezando por los dedos de los pies y yendo luego, hacia arriba, por el resto del cuerpo, hasta llegar a los músculos del cuello y la cabeza.
- Una vez que haya relajado todos los músculos, imagínate en un lugar pacífico (por ejemplo una playa). Cualquiera que sea el lugar que elijas, imagínate totalmente relajado o despreocupado.
- Imagínate en ese sitio lo mas claramente posible. Practica este ejercicio tan a menudo como sea posible, al menos una vez al día durante unos 10 minutos en cada ocasión. Con el tiempo, automatizarás el proceso y conseguirás relajarte en unos pocos segundos, con solo decir “me voy a relajar mentalmente”.

Aprender a afrontar situaciones difíciles

Diferencias de opiniones, injusticias, cosas que no nos gustan y nos enfadan siempre van a ocurrir. Aceptar esto es un paso importante, es como aceptar el enojo.
Una vez que, mediante el entrenamiento constante, haya aprendido a superar los primeros minutos de ira, en los que estás a punto de explotar, es momento de aprender a afrontar lo que sigue.
Por ejemplo, supongamos que has recibido (como sucede en estos días) una factura por servicios sumamente elevada, la cual perjudica tu presupuesto mensual. Lejos de producir un enfado tan grande como para concurrir a las oficinas de la empresa, rompiendo todo lo que encuentras en el camino, llegando a la agresión física o verbal de los empleados, logras, con los ejercicios de relajación mediante, sentarte a hablar, explicar el inconveniente de pagar tal monto, llegando a un acuerdo pacífico y positivo.
Explicar con tranquilidad, el perjuicio económico que tal error te ha provocado, por ejemplo “Creo que han cometido un error al facturar el monto del servicio”, “Este monto me es imposible de asumir, de acuerdo a mis ingresos”, “Tengo temor de que me corten el servicio por falta de pago, que realmente no puedo asumir”.
Propone pensar juntos en una solución al problema, por ejemplo, revisar los montos, para identificar el error, proponer un plan de pagos acorde a tus ganancias, etc.
Si te cuesta verte en esta situación de diálogo, ensaya a solas primero, imagina el momento, esto te programará mentalmente para el éxito.

Publicidad
Haz un Comentario


Lo Mas Visto: