Curando traumas de nacimiento | Mhoni Vidente - Horoscopos y Predicciones
Publicidad

Mhoni Vidente News

Blog

Curando traumas de nacimiento


Durante nuestro nacimiento, cuando tomamos nuestra primera respiración cristalizamos esta primera experiencia del universo físico y extraemos muchas conclusiones sobre nosotros mismos y sobre el mundo…

Cada tipo de nacimiento imprime una memoria celular que tiene un impacto enorme sobre la persona. Aunque cada situación es única y cada bebé tiene su forma propia de interpretar la realidad, los estudios desvelan patrones a menudo parecidos según el tipo de nacimiento. La forma en la cual nacemos es también nuestro primer éxito en la vida, y nuestro subconsciente registra todos los momentos por los cuales hemos pasado como modelo de éxito. Solemos repetir este guión en muchas áreas de nuestra vida, especialmente cuando emprendemos algo nuevo.

El trauma de nacimiento consiste en que la cabeza o la columna pueden tener un impacto significativo en el sistema nervioso. El sistema nervioso controla todas las funciones en el cuerpo con impulsos eléctricos enviados a, y desde el cerebro hacia todos los órganos, tejidos y células. Estos impulsos viajan a través del tronco del encéfalo, médula espinal y nervios. Por lo tanto, cualquier daño o interferencia con el tronco cerebral, médula espinal o nervios, pueden causar que los niños desarrollen problemas de salud.

Existen numerosos estudios científicos y médicos  que han investigado durante años el trauma del nacimiento y cómo este influye psicológicamente en la persona adulta.  Los recuerdos del nacimiento aparecen en sueños y pesadillas, y constantemente se manifiestan en trabajos artísticos y/o creativos. Los investigadores están de acuerdo que el nacimiento del bebe marca su primera salida a la vida y sobre todo marca sus primeras pautas de relación porque hay pensamientos que se gestan en ese momento y quedarán marcados en su inconsciente como un tatuaje hasta que lo sane en su vida adulta. Es decir, todos los seres humanos debemos trabajar este trauma del nacimiento. 

A continuación voy a presentar ejemplos de estos pensamientos según el tipo de parto:

NACIDOS POR CESÁREA
En este nacimiento intervienen varios factores. El proceso natural queda interrumpido, razón por la cual la persona siente que sus procesos se interrumpen. Uno de los pensamientos más comunes entre los nacidos por cesárea es “Estoy solo, pero es mejor que lo que he vivido antes”..
Si la cesárea ha sido decidida el niño puede sentir rabia y el pensamiento de que “la decisión de otros siempre interrumpe lo que quiero”; en cambio si es cesárea de emergencia “cuando todo va bien algo sucede y cambia el rumbo natural de las cosas”.

FÓRCEPS
El niño sufre y desespera, en principio, porque no encuentra la salida. En estas circunstancias, el recién nacido puede pensar que la lucha es el único camino de salida. Suele ocurrir que los nacidos con fórceps se nieguen a recibir ayuda y que piensen “Yo solo puedo, aunque me queje, porque la ayuda me duele”. Son personas heroicas y grandes luchadores. Les cuesta mucho adquirir compromisos porque temen sufrir al final. Proyectan al obstetra en los seres que aman. En la resolución de conflictos suelen resultar maltratados o heridos.

PARTO INDUCIDO
Los que nacen de este modo siempre esperan que alguien o algo los termine de empujar para salir. Les cuesta mucho planificar y a veces se los distingue porque cuando salen de casa tienen que volver a entrar porque se han dejado algo. Les cuesta muchos comprometerse y crecer realmente.

DOBLE VUELTA DEL CORDÓN UMBILICAL
En este caso el niño siente que si respiro me muero; por lo tanto, no respiro. Siempre necesitan ayuda para liberarse de algo. Las relaciones o los momentos más decisivos de sus vidas les producen una sensación de ahogo. Son personas que al ejercerse un corte en el chakra de la garganta notan una profunda diferencia e incoherencia entre lo que sienten (chakra del corazón) y lo que piensan (chakras superiores).

NACIDOS DE PIE O DE NALGAS
En este caso el protagonista puede sentir que en su vida todo le sale al revés, todo lo hace mal, o siempre le manipulan. Hay que tener en cuenta que los nacidos de nalgas lo primero que muestran es su sexo, y eso determina que, sobre todo las mujeres, se puedan sentir sexualmente deseadas o acosadas.

LOS GEMELOS
Los hermanos gemelos tienen una particular comprensión del espacio, pues compartieron juntos un lugar reducido, destinado para uno y que acabo siendo para dos. Así evitaran con intensidad el hecho de que los invadan o el de invadir. El gemelo que sale primero llevará la bandera y abrirá camino a otro. Tienden a ser más extrovertidos y no les cuesta emprender cosas. Al segundo le tocará empujar, y claro, sentirse siempre el segundo en los procesos.

PREMATUROS
Aquellos que no necesitaron incubadora, por lo general piensan que sus procesos quedan interrumpidos. Los que necesitaron incubadora se muestran muy sensibles a ser tocados o supervisados, pues permanecieron mucho tiempo expuestos.

Nunca es demasiado tarde para tratar

El Dr. Abraham Towbin, un neuropatólogo de la Escuela de Medicina de Harvard y Departamento de Patología, afirma que: “El proceso de nacimiento, incluso bajo condiciones óptimas controladas, es potencialmente un evento traumático para el feto. Una serie de factores puede contribuir al trauma, tal como un trabajo de parto prolongado, el fórceps o extracción al vacío, parto por cesárea, el uso de ayudas de contracción-inducida como la oxitocina y un médico tirando o girando al bebé, especialmente sosteniendo el área de la cabeza y cuello…”

Entonces, ¿cómo podemos saber si nuestro hijo sufre de efectos residuales debido al trauma del parto?. Haga que su niño sea examinado por un quiropráctico de cuidado infantil o familiar. Los quiroprácticos son médicos holísticos certificados que están especialmente entrenados para determinar si hay áreas de presión o disfunción en el sistema nervioso debido a desajustes espinales.

Trauma de parto u otro estrés de vida, como caerse de la cuna o aprender a caminar, pueden causar desajustes espinales y “cortocircuitos eléctricos”, frecuentes ajustes quiroprácticos físicos específicos, pueden ayudar al cuerpo a revertirlos y curar de estas distorsiones. Al igual que con cualquier problema médico, al trauma de nacimiento sería más fácil corregirlo antes que enderezarlo, Sin embargo, nunca es demasiado tarde porque el cuerpo tiene una gran capacidad de curación.

Publicidad
Haz un Comentario


Lo Mas Visto: