Colores para la casa según el Feng Shui. - Mhoni Vidente - Horoscopos y Predicciones

Colores para la casa según el Feng Shui.


¿Que colores utilizo en las zonas de mi casa?

No debe ser rígido en este aspecto y pensar que debe pintar cada “área” de un color concreto. La carta geomántica en sus distintos enfoques, los colores asociados a las direcciones cardinales y el estudio de los elementos nos da una información variada y a veces contradictoria sobre los colores a utilizar.

Imagine que sigue el método que asigna el color según la teoría de los 5 elementos y su relación con las direcciones cardinales. Tiene en su casa que ubicar el comedor en el parte norte que esta simbolizada por el elemento agua y por consiguiente con los colores azul y negro. Si el comedor no tiene demasiadas ventanas y hay poca luz natural seria un tremendo error seguir las recomendaciones que dictan la asociación anterior ya que acabaría convirtiendo el salón de su hogar en algo frío y sin movimiento. Lo siguiente son algunas ideas y pautas al vuelo sobre el uso del color, aplicadas a determinadas estancias de la vivienda y distintos tipos de caracteres personales.

 El color de la personalidad y las habitaciones.

En general las personas nerviosas, hiper activas, dispersas o excitables tienen que evitar colores en exceso Yang: Rojos, amarillos, anaranjados o muy chillones. Son más acertados colores neutros y suaves que serenan y tranquilizan. Las estadísticas observan que los automóviles mas accidentados son de color rojo, la relación estres y rapidez es patente. Si la habitación la ocupa una persona tímida, apática, friolera o con tendencia a la depresión evitaremos colores muy Yin. El negro, el azul oscuro, el verde sin luz, o tonos grises hundirían a la persona mas profundamente. Los colores más cálidos representados en la primavera como los salmones, amarillos, o tonos luminosos pueden estimular el movimiento y resultar adecuados.

 La actividad de una zona particular.

En un dormitorio de pareja hay que ser prudente con la presencia excesiva de colores como el negro, verde oscuro, gris que pueden resultar demasiados fríos. Para un dormitorio de pareja suelen aconsejarse tonos basados en el rosa pálido, ámbar o melocotón en tonalidades pastel. Los colores neutros y blancos pueden estar bien si el conjunto muestra detalles de cierta calidez.

En el comedor no conviene abusar de colores chillones que no permiten relajarse ni tampoco de tonos oscuros que dan un toque de tristeza al lugar. Pueden ser interesantes colores cremosos, amarillos en tonos suaves. Estos consejos siempre se adaptan a la luz natural así como al mobiliario y decoración.

En la cocina de una vivienda pueden utilizarse tonos basados en la tierra (ocres, teja, beiges, etc.) evitando la frialdad que no estimula el placer de cocinar. En una cocina industrial donde se da gran importancia a la facilidad de higiene y la pulcritud la presencia del elemento Metal es más tolerable.

En un recibidor puede ser un consejo decantarse por colores claros, luminosos, alegres que inventen a entrar con buen ánimo. Un recibidor oscuro y penumbroso produce un Qi decaído al entrar a la vivienda.

Sobre el gusto personal.

No es aconsejable imponer ningún color que incomode o disguste a la persona que va a utilizar el espacio. El Feng Shui busca el equilibrio y utilizar cualquier información de forma fanática o estricta puede causar peor resultado que una corrección en si misma. En una casa familiar hay que hacer votos de unidad para llegar a un buen acuerdo, intentando respetar los espacios individuales.

También hay que decir, que un cambio fuera del gusto habitual a veces es necesario, pues a menudo cristalizamos malos hábitos o aspectos relacionados con endurecimiento de la sensibilidad. Es similar a quien se adapta a escuchar el sonido muy alto, al humo de salas cargadas, al exceso de sal o en el caso que nos ocupa a ciertos colores que influyen negativamente. Pueden empezarse con pequeños cambios que dan cabida a otros mayores. Es posible que si usted sugiere pintar toda la casa de nuevo, alguien de la familia se ponga en guardia, pero si empieza por algo más pequeño se acoja la propuesta. También es posible introducir el color a través de cambios menores en la decoración como colchas de cama, cortinas, una lámina o pintura, etc. Si los cambios tienen éxito darán pie a tratar otras áreas por la necesaria integración.

Los colores pesados

Podemos definir un color como “pesado” cuando su tono es demasiado oscuro o no invita a un perfil psicológico optimista y alegre. Tonos grises que hemos comentado anteriormente no son aconsejables para la casa de una familia, crean un espacio rígido, triste y falto de luminosidad, pero pueden ser validos para ciertas empresas. Colores como el verde cárdeno son asociados a enfermedad y emociones poco delicadas, es el color utilizado en muchos trajes militares. Colores como el marron oscuro hablan de estancamiento y falta de dinamismo, en general los tonos sucios de los colores básicos representan aspectos complejos o difíciles del Qi.

No esta demás puntualizar, que un color por si solo, no basta para hacer un juicio absoluto, podemos encontrar un militar o agente de seguridad vistiendo un color verde oscuro, que es un ejemplo de humanidad y servicio a los demás, y de la misma forma, encontrar una persona vestida de blanco que en realidad es alguien poco fiable. No obstante el color en los espacios fisicos se analiza de forma un poco distinta, son tonos que permanecen estaticos mucho tiempo y su connotación es más acusada. Siempre hay que ser prudente con las observaciones y juicios mentales asociados, podemos llevarnos grandes sorpresas.

El color negro

El negro es un color que debería tratarse a parte, en realidad es la ausencia de color. Las personas limpias y de buena salud, pueden sacar provecho de un tono oscuro como el negro, también determinados artistas, deportistas, etc, y sin embargo en ambientes sucios el negro dada su receptividad no es aconsejable en absoluto. El negro es un color que invita al misterio, la reflexión, lo oculto, el yin en su expresión. El negro no obstante también puede ser utilizado en el aspecto negativo, ocultando la claridad, la luz, y las intenciones. Es un color de doble filo, pero en honor a la verdad puede ser interesante. El negro en personas con suficiente fuego en el rostro ofrece una combinación excelente, en personas desvitalizadas, demacradas debería evitarse.

Los colores pasteles

Alguna vez he oído decir a determinados practicantes de feng shui, que los tonos pasteles no son efectivos en esta técnica. Esto es absolutamente falso. Es verdad que un color rojo intenso, azul oscuro o verde fuerte denotan enseguida la presencia de un Qi arraigado y por tanto, su impacto es más fuerte a simple vista, pero ello no significa que debamos usar estos patrones de color en una casa para tener un buen feng shui. Desde luego, en la mayoría de casos es mejor decantarse por una base de colores pasteles o neutros, para utilizar posteriormente tonos intensos donde sea necesario. Los colores pasteles son básicamente más etereos y espirituales y los colores fuertes resultan más fisicos. Si leemos algún texto antiguo sobre Qi, prana y salud, se encuentran fácilmente asociaciones entre colores fuertes y un conjunto “eterico” poco refinado, al contrario de lo que representan los tonos más luminosos. Es posible, que algunos no esten de acuerdo con estas observaciónes, dada la subjetividad latente en valorar algo como la calidad del un color.

Si estudiamos la estética de los sistemas operativos modernos, una de las vertanas virtuales que en forma creciente más usamos, comprobará que a través de los años la evolución de la estética esta orientada hacia los efectos Aqua, transparencias, brillos y luminosidad. El futuro evolutivo del color tiende hacia la claridad y brillantez, no hacia a la opacidad y pesadez.

Cualquier físico le demostraría que el color se ajusta a patrones precisos de longitud de onda. Sus infinitas combinaciones constituyen una parte fundamental del arte. Posiblemente el color se convierta en el futuro en una ciencia de la salud y la psicología avanzada. Técnicas como la cromoterapia usada en medicina natural, o el uso del laser en medicina general, constituyen evidencias de las posibilidades de la luz y el color.

Reflexione que los colores a menudo, hablan sobre la salud y animo de las personas. Es difícil ver a un niño lleno de juventud y vitalidad con tonos grises y oscuros, o una persona deprimida con tonos primaverales y alegres, así mismo una vivienda también se viste con determinadas ropas según las personas que la habitan, y un buen consultor de feng shui, no debe desaprovechar la oportunidad de valorar el color y luminosidad de un espacio.

1. Amarillo
El color imperial en China, el amarillo es el color del sol, de la luz, del día, de la risa, del optimismo y de la claridad. Simboliza el optimismo, el intelecto y la sabiduría. Los tonos más intensos pueden producir ansiedad, especialmente en personas de edad avanzada.

2. Rojo
En China es considerado el color de la buena suerte y es el color activador por excelencia. Simboliza fuerza, energía, movimiento

3. Azul
Los chinos asocian el azul a la inmortalidad, en Occidente, el azul es el color más difundido en la vestimenta. Se presenta en grandes extensiones en la naturaleza: el cielo y los mares, frente a los cuales solemos adoptar una actitud contemplativa, seria. Simboliza la verdad, la perseverancia, las ilusiones. Su influencia nos calma y nos permite conectarnos con nuestro interior.

4. Naranja
El color de la túnica de los monjes budistas, expresa unión con el Universo. El menos usado en la vestimenta masculina. Simboliza la voluntad, la comunicación y el placer. Los tonos derivados del naranja (durazno, salmón) son excelentes para generar una sensación de unidad, fraternidad e igualdad. A veces se asocian también a lo comunitario, al trabajo en equipo.

5. Rosa
Ciertos tonos de rosa se encuentran entre los colores que producen el máximo efecto relajante. Asociado tradicionalmente a la femineidad, las emociones, el romanticismo y la sensibilidad, para algunas personas resulta afectado y cursi.

6. Negro
El negro puede considerarse como la ausencia total del color, aunque en la teoría del color surge de la mezcla de todos los colores. Simboliza la sofisticación, la seriedad, lo profundo. Estimula la solución de problemas. Utilizado con acierto evoca un aire de misterio, receptividad, profundidad y sofisticación. También lo asociamos al luto y a la rebelión. SI: para evocar un aire de misterio y sensualidad. Combinado con blanco es ideal para oficinas y ámbitos laborables. NO: habitaciones de niños, cocinas, espacios relacionados con la salud y lugares donde se quiera establecer una comunicación fluida entre las personas.

También podría gustarte