PROTÉGETE DE LOS ‘VAMPIROS’ QUE TE ROBAN LAS ENERGÍAS - Mhoni Vidente - Horoscopos y Predicciones

PROTÉGETE DE LOS ‘VAMPIROS’ QUE TE ROBAN LAS ENERGÍAS


La calidad de relaciones tiene un efecto sobre la salud. Cuando te relacionas con los demás se produce un intercambio energético (dar y recibir) que debe ser equilibrado para que puedas permanecer saludable física y emocionalmente.

No hay ninguna duda que existen personas que drenan la energía del cuerpo, mientras que otras inspiran y elevan el espíritu. A esas personas que reducen o acaban con la energía se les conoce como vampiros energéticos.

Ya sea por pensamientos negativos, cultivo de emociones violentas o porque también han absorbido energía baja de otros, los vampiros energéticos pueden ser o no conscientes de su capacidad para drenar la vitalidad de otros.

Los efectos suelen durar varios días en la víctima y generalmente presentan los siguientes síntomas: falta de energía, mareos,  tensión muscular, disminución de la concentración, dolor de cabeza y  náuseas.

Claro está que si tienes a esa persona siempre cerca vas a padecer los ataques con mayor frecuencia y las secuelas serán más duraderas e intensas.

Siempre hay que tratar de alejarse de aquellas personas que no tienen buena energía, ten cuidado porque pueden estar mucho más cerca de lo que crees y quizás tu las has dejado entrar a tu circulo más cercano.

En presencia de estos vampiros energéticos nos sentimos exhaustos, nuestro pecho se oprime, nuestras defensas bajan y nuestras emociones se vuelven negativas. Estas personas nos convierten en víctimas involuntarias, causándonos un malestar o fatiga, que ciertamente podemos prevenir.


¿Cómo reconocer a un vampiro energético?

Vampiro #1
Es esa amiga/o, vecino, colega, compañero de trabajo o familiar que se queja todo el tiempo por algo o de alguien. Le encanta cautivar la audiencia con sus quejas y mantiene siempre la actitud  de víctima ‘pobrecita yo’. Está más interesada en quejarse, que en buscar soluciones, ninguna solución que puedas proponerle le resultará apropiada.
Para protegerte de este tipo de vampiro establece límites claros. Limita el tiempo que pasas escuchando sus quejas con una actitud firme, pero bondadosa, puedes decirle: Lo siento, solo puedo hablar unos minutos ahora, porque estoy  muy ocupada con mi trabajo.

Vampiro #2
Este vampiro tiene la gran habilidad de convertir situaciones pequeñas en grandes acontecimientos, por ejemplo, si tienen una simple gripe, y lo llamas por teléfono, te dirá que está muriendo. Estas personas te dejan cansado y sin energía porque magnifican cualquier experiencia para llamar tu atención.
Para protegerte de este tipo de vampiro mantén la calma, respira profundamente y limita el tiempo que permaneces en su presencia, para que el drama de sus historias no pueda envolverte.

Vampiro #3
El parlanchín o contador de chistes. Este es el que no está interesado, para nada, en tus sentimientos, solo se preocupa de sí mismo. Cuando comienza a hablar no para, su presencia te deja extenuado, mientras él está hablando, tú estás esperando por una oportunidad para intervenir, oportunidad que nunca aparece.
Algunos de ellos se acercan demasiado para conversar, prácticamente respiran encima de ti, y en la medida que vas retrocediendo para alejarte un poco y poder respirar libremente, ellos continúan acercándose.
Para protegerte de este tipo de vampiro debes ser claro, mejor dicho hablar claro. Después de haber escuchado su charla incesante por unos minutos, interrúmpelo y dile cortésmente ‘discúlpame por no hablar tanto como tú, soy una persona tranquila y me está enloqueciendo tu plática unilateral‘.

Vampiro # 4
El resuélvemelo todo tú. Esta persona está desesperada porque le resuelvas sus problemas interminables. Sin importar la hora, te convierte en su terapeuta y monopoliza tu tiempo libre. Su constante necesidad de que le resuelvas la vida intenta atraparte.

Para protegerte, no te conviertas en su salvador. Muestra simpatía pero evita ofrecer soluciones. Apóyalo, pero dile que ‘Confías en que encontrará las soluciones’. También puedes, sutilmente, sugerirle que busque ayuda profesional.

Vampiro #5
El culpabilizador o censurador. Esa persona es aquella que sigilosamente te hace sentir culpable porque no has podido solucionar algo. Siempre tiene una critica o comentario negativo que hacer, y su posición es siempre la correcta. Su frase favorita es: Te lo dije
Para protegerte, debes intentar hacer el siguiente ejercicio de visualización: Imagina que te envuelves en un capullo de energía blanca cada vez que estás en presencia de esa persona, y que esa energía es tu escudo protector. Repite que estás a salvo y seguro dentro de ese capullo. Que te sirve de filtro para esa negatividad, evitando que drenes tu energía.

Vampiro #6
Es la típica persona vengativa, que no tiene ninguna consideración por tus sentimientos y que dice cosas que te hieren todo el tiempo.

Para protegerte lo que debes hacer es dejarlo fuera de tu vida, siempre que sea posible. Si es algún familiar cercano o tu jefe, visualízate siempre lejos de ellos y evita ingerir su veneno. Piensa que son personas que tienen algún problema emocional sin resolver, y trata de no tomar su mezquindad como algo personal.

¿Cómo protegerse de vampiros energéticos?

La mejor manera de escudarse contra cualquier ataque psíquico o energético es mantener tu sistema balanceado y limpio. Cuando hablamos de sistema, se refiere a el conjunto del cuerpo (físico, mental, etérico, espiritual, energético). Entre más sanos estén, menos probabilidades tendrá de ser víctima de un vampiro energético.

Coma sano 
Física y energéticamente, la carne de animal y la comida procesada requieren más del cuerpo. Para poder resistir ataques energéticos, ingiera más alimentos crudos y naturalescomo vegetales, frutas y granos, y menos carnes, azúcar, y alimentos pre-empacados. Tome pasos hacia una vida mas sana y verá resultados a corto plazo.

Glándula timo
Localizada en el centro del pecho, a la altura y detrás del esternón, el timo es esencial para la defensa inmunológica del cuerpo físico, e igualmente tiene una función primordial a nivel energético y emocional.
Golpear la glándula timo por un minuto cada día puede ayudarle a protegerse contra los vampiros energéticos al igual que balancear su sistema energético. Ya sea con el dedo del corazón o con el puño, golpee levemente su pecho mientras modula su respiración y visualiza un escudo de energía blanca y dorada rodeando todo su cuerpo físico.

Purifique su cuerpo y su entorno
Cultive una rutina de purificación y protección. Realice rituales al menos una vez por semana, o más seguido si así lo siente necesario.

Meditación
La meditación en general le ayuda a mantener su sistema fuerte y sano, además te ayuda a protegerte contra vampiros energéticos.

Cuarzos 
Consigue un cuarzo transparente o una turmalina negra, idealmente en forma de pendiente, límpielas con agua de sal de mar por 8 horas.

Luego colóquelas en sus manos y prográmelas para protección contra vampiros energéticos y cualquier ataque. Visualice cómo el cristal actúa como escudo en todo momento. Carga el cristal en todo momento y repite el ritual de limpieza y programación cada semana.

Plantas y animales
Si es posible, rodéate de plantas naturales (nunca secas, ni artificiales) y de animales pequeños como gatos y perros. Estos tienen la capacidad de transmutar la energía (absorber la negativa y convertirla en positiva).

Pero recuerde que debe mantenerlos sanos en todo momento, ya que una planta, animal enfermo o deprimido causará el efecto contrario. No hay nada más protector que un animal alegre, sano y activo.

Cruce piernas y brazos.
Cuando te sientas vulnerable o sensible, cruza los brazos y piernas y gira tu cuerpo de manera que no quede ni de espaldas ni de frente a la persona que sospechas te está drenando la energía.

Visualización
Ponte cómodo, ya sea sentado en el suelo, en una silla o acostado, pero asegúrate que no estés demasiado relajado para evitar sueño.

Cuando estés acomodado, cierra los ojos y concéntrate en tu respiración. Inhala por la nariz y exhala por la boca durante dos minutos. Luego inhala y exhala por la nariz, pero concéntrate en el flujo de aire dentro de tu cuerpo y visualiza tus pulmones llenándose de oxígeno y expulsando cualquier sombra que esté escondida allí.

Siente cómo el aire extiende su pecho y cómo cada exhalación lo relaja un poco más. Cuando sientas que tu cuerpo ha dejado toda tensión y la mente está enfocada, visualiza raíces saliendo de la planta de tus pies y viajando lentamente hacia la tierra, penetrando el suelo hasta llegar al centro del planeta. Concéntrate en esa visión por un momento.

Visualiza ahora raíces que salen de tu cabeza y se elevan lentamente hacia el cielo, hasta llegar a las estrellas. Concéntrate en esa visión por un momento.

Siente cómo las raíces de tu cabeza se conectan con la energía celestial que se manifiesta en una luz poderosa con rayos dorados que se concentra cada vez más y luego se transporta lentamente por las raíces hasta entrar por tu cabeza. La luz dorada viaja ahora de tu cabeza hasta los pies, empujando todo lo oscuro, denso y remplazándolo con luz y claridad.

A medida que la luz dorada empuja lo oscuro hacia abajo, todo lo denso sale por las raíces de sus pies y viaja hasta el centro de la tierra. Imagina como esta oscuridad es viscosa, como petróleo. Mira ahora como toda luz ha reemplazado oscuridad en tu cuerpo.

Visualiza como la sustancia oscura que se deslizaba por las raíces de tus pies, llega al centro de la tierra donde se encuentra con la fuente de vida, una explosión de luces de colores que hierve y se absorbe en todas las direcciones por la tierra. Mira como en el momento de recibir la sustancia oscura, la energía de la tierra la recibe y la recicla, convirtiéndola en energía plateada.

Visualiza esta energía reciclada y plateada viajando hacia arriba nuevamente por las raíces hasta llegar a tus pies y entrar a tu cuerpo, mezclándose ahora con la energía celestial dorada.

Dedica unos momentos a visualizar cómo la energía celestial y la energía terrenal se mezclan en tu cuerpo, bañando cada órgano y célula. Vea cómo estos órganos y células reaccionan a las energías retornando a su balance original y funcionando óptimamente una vez más.

Si deseas, concéntrate en la parte del cuerpo que más te preocupa, visualizando como las energías calman, sanan y energizan.

Después de dedicar un tiempo a sentir cómo las energías regeneran tu organismo, repite mentalmente ‘Yo soy vida’ por al menos 21 veces.

Cuando se sienta listo, visualiza tus raíces retrayéndose en el cuerpo y la energía aun vibrando en cada célula. Quédate tranquilo sabiendo que tu cuerpo está purificado y que ahora contiene la energía poderosa de vida que sana y crea. Abre tus ojos lentamente, párete despacio y toma agua.

También podría gustarte