SANAR CON LA AYUDA DE LOS ÁNGELES ¡Maravilloso! - Mhoni Vidente - Horoscopos y Predicciones

SANAR CON LA AYUDA DE LOS ÁNGELES ¡Maravilloso!


Los ángeles tienen el poder de sanar, ya que los ángeles tienen el deber y la responsabilidad cósmica de cuidar a la humanidad. Lo que implica entre otras cosas reparar los cuerpos de los humanos cuando están dañados. Desafortunadamente los humanos no están suficientemente conscientes que esa colaboración es posible, lo que impide a los ángeles ayudarlos. Y es una lástima porque hay una formidable oportunidad en la noche de abrirse a todo el arte de la magia curativa que saben hacer los ángeles.

Por lo tanto cuando un hombre está enfermo, tiene dolor, poca energía o sufre. No debe hesitar en llamar al reino angelical, y no piensen que para ello se requiera ser un gran mago o buscar invocaciones en antiguos libros de magia. No, al contrario es algo muy sencillo. Cuando se van a dormir invoquen al ángel reparador, también conocido como el ángel de la noche porque es cuando están dormidos que el ángel reparador puede hacer su labor. Durante el día no le es posible.

¿Por qué?

Porque cuando están despiertos la conciencia hace un efecto de barrera e impide que el ángel trabaje. Cuando están dormidos la conciencia esta letárgica y entran en la vida inconsciente. Entonces todas las criaturas que tienen una vida en esa parte, es decir en la vida psíquica, automáticamente se vuelven más reales para ustedes y tienen una mejor oportunidad de contacto con ellas. Es por eso que los sueños existen, y que los sueño proféticos existen también.

El ser humano tiene una vida que es válida en el día y otra vida que es válida en la noche, y no son las mismas vidas. Es por eso que hacemos cosas conscientes en el día y cosas a nivel inconsciente por la noche. Y es por eso que hay jerarquías de seres que trabajan de día y hay jerarquías de seres que trabajan de noche.


MÉTODO

Entonces cuando se vayan a dormir, colóquense en una posición que les sea confortable, que les permita respirar bien y circular la energía. Una vez que estén relajados invoquen al ángel y díganle:

“Ángel reparador, encomiendo todos mis cuerpos en tus manos, principalmente el cuerpo en el que sufro, el cuerpo…” (y mencionan el cuerpo donde más les duele). Por ejemplo:
si sufren de agotamiento, mencionan el cuerpo de vitalidad, 
si tienen problemas de depresión es el mental, 
si en cambio son problemas de afección, mencionan el cuerpo emocional, etc. (ver constitución oculta del hombre)
Entonces “…Más especialmente encomiendo en tus manos el cuerpo x. Te pido que me hagas el favor de arreglarlo durante la noche, y para merecer ese favor te prometo que me esforzaré sinceramente en elevarme, hacer el bien alrededor de mi y no recaer en mis debilidades”.

Repitiéndolo durante siete noches seguidas, verán que al cabo de una semana habrá una mejoría substancial en ustedes. Esto no es algo utópico o ilusorio. Tampoco es una forma espiritual de usar el pensamiento positivo. Si le piden al ángel reparador ayuda, el ángel vendrá, pero hay ciertas condiciones que se requiere:

Creer en su existencia

El escepticismo crea una barrera sutil que impide al ángel acercarse. Lo que no significa que se haya que ir al otro extremo y se vuelvan profundos crédulos, pero deben comprender que el pensamiento es una energía y como tal influye en ustedes como en los demás.


Tener una motivación auténtica

El simple deseo de querer ser sanado por el ángel no es suficiente. Todo padecimiento físico tiene un origen más profundo. Hay que querer realmente cambiar. Por ejemplo si una persona sufre de dolores en el hígado, pero que en el fondo no quiere dejar de ser colérica porque siente que así la respetan. A esa persona el ángel no curará porque su intención no es autentica. Y sería inútil porque aun suponiendo que el ángel la curara y le quitara la ira, esta al rato volvería causando el mismo problema en la persona, porque su intención de cambiar no viene de lo más profundo de su ser, su intención viene de que la persona está cansada de tener crisis del hígado, y esa no es una razón válida.

Entonces el ángel viendo que la motivación espiritual no es suficientemente sólida, no va a intervenir. Para evitar las recaídas, va a esperar que la persona tenga realmente un deseo de purificación. Va a esperar el momento donde la madurez espiritual sea mucho más grande para actuar.

Abrirse al ángel

El ángel cuando pasa en la noche no puede intervenir si ve una conciencia egocéntrica, contraída, encerrada en sí misma. No puede hacer nada, en cambio puede hacer todo si la conciencia es receptiva, abierta, acogedora. Entonces como un faro en la noche va a emitir una luz intermitente que va a atraer la atención del ángel. Se acercará y examinará el aura:

“vaya, vaya, aquí hay un parpadeo verde, entonces es su salud la que está mal, vamos a reparar su cuerpo físico. Aquí hay un parpadeo rojo, son las emociones las que están mal, vamos a intentar de calmarlo y de iniciarlo…”

¿Cómo va a hacer esa iniciación?

Cuando el ángel va a tratar de iniciarlos para reparar sus emociones, para por ejemplo enseñarles a ya no ser orgullosos, coléricos, etc. No va a ser retirando el orgullo o la ira. Eso el ángel no tiene derecho de hacer porque esos defectos son sus asuntos iniciáticos. El ángel no tienen derecho de tocar al cuerpo astral, sólo el hombre en su evolución espiritual tiene el derecho de intervenir en su propio cuerpo astral (el hombre o el Maestro). Lo que va a hacer el ángel es reforzar sus energías positivas. Si por ejemplo son generosos, va a reforzar su generosidad. Y sobre todo va a hacerlos soñar.

Va a programar su cuerpo astral (eso sí tiene derecho), exactamente como un hipnotizador programa a su sujeto para hacerle creer que hace calor cuando en realidad hace frió o al revés. Va a programar la conciencia astral a soñar una circunstancia que será una prueba iniciática, que tendrá por objetivo hacerlos comprender. De esa manera se liberarán del cliché que tienen en su conciencia, en su memoria, y así ya no volverán a recurrir a ese defecto.

Retomando nuestro ejemplo de la persona colérica, el ángel le va hacer soñar una experiencia donde va a estallar en una ira como nunca antes había experimentado, va a sentir que lanza rayos por todas partes, que rompe todo a su alrededor, incluso se va a despertar sudando…

... y si es lo suficientemente receptivo el sueño le va a hacer comprender, que la ira no es su ira, que en realidad en una forma de protegerse, porque desde niño fue muy bajito y todos se burlaban de él, entonces transformó ese complejo en cólera y descubrió que si estaba colérico la gente ya no se burlaba porque le temían, y así creó un cliché en su consciencia: cólera=respeto.

Los ángeles de la noche pueden ser un gran medio de avance espiritual. Antes de dormir ábranse a ellos no solo para que los curen, también para que los ayuden a evolucionar.

También podría gustarte