Mhoni Vidente: ¿Qué nos depara el destino este año? Consejos y Predicción - Mhoni Vidente - Horoscopos y Predicciones

Mhoni Vidente: ¿Qué nos depara el destino este año? Consejos y Predicción



Estamos frente a un período de energías muy volubles, un año de vibraciones alteradas y más cercanas a lo negativo, lo que no implica que debamos tener necesariamente un mal año, recuerden que cuando se sabe cómo se vienen las cosas siempre es más factible prever y contar con soluciones ante posibles problemas, por tanto dejamos el término problema de lado y lo cambiamos por “prueba”, ¿que es una prueba?, una prueba es esa instancia que se nos presenta en la vida como una circunstancia que nos complica, porque aparece como algo que nos desequilibra, y todo desequilibrio inevitablemente nos hace dudar y temer que no podamos resolverlo, atrayendo las energías negativas que nos rodean, sin embargo, hay mecanismos que nos pueden permitir remontar esa prueba, quitarle la etiqueta de traba, y por tanto alejar lo negativo, haciendo que lo que se veía difícil, o imposible de superar, lo culminemos con éxitos… Algo maravilloso con lo que contamos son los muy renombrados Decretos, término que viene del latín Decretum que significa: “… decisión de una autoridad  sobre la materia en que tiene competencia…”, desde una mirada filosófica los Decretos están asociados a los Dogmas, término Griego que dice que un Decreto es: “… todo principio que se considera que expresa una verdad irrefutable…”, es entonces desde esta mirada desde la cual vamos a enfocar el concepto de Decreto como algo que instaura una posibilidad inevitable de concreción… ¿Qué son entonces los Decretos?, son todas aquellas frases que construimos mentalmente, donde planteamos lo que queremos, y las decimos siempre en voz alta, para a través de las vibraciones de cada palabra en voz alta, y sus conceptos asociados, podamos generar la atracción de aquello que estamos diciendo, y transformarlo en una realidad que si o si se cumpla… ¿Cómo se construye un Decreto? Siempre es bueno pensar con seriedad y detalle cada palabra a utilizarse, entender que es lo que realmente estamos diciendo para visionar cual será la proyección de lo que estamos Decretando, muy peligroso por ejemplo sería Decretar que a quienes hablen mal de un hijo les de cáncer, ¿por qué? Porque como todo en la vida se devuelve sería inevitable que lo que qué he decretado tarde o temprano regrese a uno o los que amamos, menos ofrecerlo como un rezo a espacios de energías positivas porque realmente están haciendo ambigüedades que no corresponden ni van a tener buen fin, es decir, cualquier Decreto con carga negativa va a tener repercusiones, lo que debemos entender es que así como pueden dañar a alguien también va a regresar a quien lo construyó… los Decretos se sugiere, además, sean generales y abiertos, por ejemplo, no Decreten que les llegue ese trabajo específico que quieren, Decreten que llega a ustedes un trabajo estables, excelentemente bien remunerado, en un ambiente agradable y con proyecciones positivas concretas para ustedes, razón por la cual siempre antes de decir algo en voz alta recordemos que todas nuestras palabras son Decretos que tarde o temprano se harán realidad, seamos entonces muy cuidadosos con nuestros dichos en voz alta, porque como dice el Maestro Aristóteles “Nuestras palabras son la bitácora de nuestra vida”, por tanto todo lo que decimos va determinando en buena cuenta los caminos que seguimos y van atrayendo hacia nosotros las cosas que se nos van dando, por eso amigos lindos mucha prudencia antes de decir algo en voz alta, recuerden que nuestras palabras se pueden transformar en realidades que debemos ser capaces de asumir luego.

También podría gustarte