CÓMO SE TOMA LA VENGANZA CADA SIGNO - Mhoni Vidente - Horoscopos y Predicciones

CÓMO SE TOMA LA VENGANZA CADA SIGNO


En el tema de la venganza, que tire la primera piedra quien no haya caído alguna vez en tomarse cierta revancha con quien le haya hecho algo malo. Aunque habrá diferencias entre quienes no duermen maquinando lo que van a hacer y otros que disfrutan imaginando la venganza pero luego nunca hacen nada. Y habrá quienes pasen directamente y no les compense mover un dedo (porque no les sale o por falta de tiempo, vete a saber)…

ARIES
La venganza de Aries no es de las que se sirven bien frías. Su planeta Marte le hace guerrero y vengativo pero también rápido, en el momento, y mientras está en caliente. Nada de andar planeando algo a largo plazo. Y no es que no quiera, es que a veces, su carácter agitado hace que cambie de opinión, o que no tenga demasiado tiempo y al final, el asunto se enfríe hasta el punto de pasar de todo. Que no significa que se olvide… El temperamento ariano es de “aquí te pillo y aquí te mato” a la hora de vengarse, bueno en realidad como en tantas cosas en su vida. Menos mal que a veces “no puede” hacer lo que quiere en el momento, porque igual Aries tendría problemas… Muchos no saben las barbaridades que se le pueden pasar por la cabeza al carnero en ese momento, y mejor que ni se sepan. Hay que recordar también que su venganza también es a la cara. Nada de tirar la piedra y esconder la mano. Si Aries se venga, será en el momento, si no, puede que te hayas salvado, puede… O puede que esté haciendo algo más interesante y que al final regrese, a acabar lo que empezó…

TAURO
Tauro es vengativo pero no lo parece a simple vista. Se le ve siempre tan pacífico que parece imposible que quiera tomarse tantas molestias en ir a fastidiar a alguien que le ha liado alguna buena, que le ha jodido vaya… Pero que nadie se engañe. Tauro lleva bien la cuenta de las venganzas a realizar, y son bastantes. Lo que hace es tomarse su tiempo para llevarlas a cabo. Después de la venganza, se queda tranquilo y es capaz de comportarse como si nada. Para quienes quieran evitar su revancha, que se cuiden de hacerle algo malo. Es bien sencillo. Tauro es un enemigo muy hábil y silencioso. Y enemigos así, mejor lejos. Mejor tenerle como amigo. Es lo más fácil, lo más sano, lo mejor. Porque Tauro no olvida, pero además no olvida nada, y ¿perdonar? Será complicado que lo haga, tiene que ver que realmente hay un arrepentimiento sincero y que además has hecho hasta lo imposible para que te disculpe. De buenas, todo es perfecto, de malas, no… Con Tauro los errores se pagan, antes o después.

GÉMINIS
Los gemelos confunden un poco a la hora de saber si son vengativos. Porque lo son más de pensamiento que de acción. Pueden pensar en la peor de las venganzas en caliente, y a la hora de la verdad, pasar. Igualmente, pueden vengarse por una tontería, y sin embargo, algo que ofende a la mayoría y por lo que se vengarían, a ellos no les importa nada. Muchos de los enfrentamientos de Géminis y las posibles venganzas que generan tienen lugar porque Géminis es muy provocador y luego no sabe terminar la disputa. Pero no olvidemos que si alguien le hizo daño de verdad y además con intención mala, la venganza de Géminis puede ser peligrosa, porque su mente es brillante, y no será nada agresivo, no utilizará la vía de la fuerza física. Géminis sacará todo su arsenal de habilidades mentales, comunicativas e intelectuales. Que se prepare quien sea para sufrir el escarnio público cuando le ataque con palabras. Pero con Géminis en realidad, nunca se sabe… Así que lo mejor, es directamente no tentar a la suerte…

CÁNCER
Cáncer tiende al resentimiento con facilidad y ahí masca muchas de sus venganzas. Los que le conocen bien lo saben y por ello evitan entrar en la lista negra de Cáncer sea como sea. Y es que el cangrejo sabe bien como vengarse de quien le ha hecho algo malo. Como empatiza mucho con la gente, conoce bien al personal y a la hora de ponerse en contra, tiene ventaja al saber lo que más le jode al susodicho. Aunque se cabrea rápido tarda mucho a la hora de vengarse de alguien, es decir, mucho has tenido que joder al cangrejo para que en realidad te desee algo verdaderamente horrible, tiene mucho aguante para todo, más del que a veces debería. Y además, lo bueno de Cáncer es que tiene un corazón grande y siempre abierto. Así que quien le haya hecho algo malo y quiera evitar verle revuelto, lo podrá hacer tocando en ese corazón y pidiendo clemencia. Y si no lo evita al momento, igual en un tiempo. Pero recomendamos insistir. Tarde o temprano, si de verdad lo haces, acabará por dejar de lado esas terribles ganas que tiene de darte con un palo.

LEO
Por su ego enorme, Leo se toma las ofensas de forma muy personal. Y quizás algo desproporcionada a veces, pero bueno, también es como le pilles… Por algo gravísimo puede aguantar y hasta reírse y de repente por cualquier tontería que se ha dicho en un mal momento puede estallar. Y cuando Leo estalla, entra en modo explosión y que se prepare quien sea. Eso sí, si el culpable muestra arrepentimiento, sumisión y la promesa de que nunca más lo volverá a repetir, Leo le perdonará, aunque no lo olvide. Digamos que Leo se venga con quien de verdad se lo merece, con quien no se arrepiente de sus errores, con quien le toca demasiado los c**ones vaya… Pero el corazón del león o de la leona es grande al final, y puede llegar a perdonar, eso sí, lo que jamás perdonaría es que hagan daño a cualquiera de los suyos, por ahí no pasa, y demás, no hay súplica que valga, lo vas a pagar. Si en realidad quieres frenar la venganza de leo lo mejor será que pidas perdón no una si no mil veces, y que demuestres, con hechos que te arrepientes de todo lo que pudiste haber hecho, es más, que es lo peor que has hecho en tu vida. La rabia de Leo se aplacará…

VIRGO
Virgo sí es vengativo, pero de puro terco que es. Como sienta que alguien le ha hecho algo, se aferra a eso y querrá tener la razón. Y claro, si alguien le ha ofendido, merece un castigo. Sí o sí. Bueno, pues aviso para navegantes: cuando Virgo se obceca tanto, lo mejor es darle la razón (dentro de un orden, claro). Lo que viene siendo hacerle la pelota, reconociéndole que pocas veces se equivoca y que seguro que lo que ha visto, oído y sentido es la pura verdad y nada más que la verdad. Con esto Virgo se calma, siente que controla y se olvida de la venganza. Pero ojo: hay que ser rápidos en darle la razón. Si no, Virgo se adelantará con su venganza, que suelen ser críticas bastantes duras contra su enemigo. Y ya no habrá vuelta atrás. Y cuando Virgo empieza, no acaba, y sus palabras pueden ser tan duras como rocas. Y si ha visto que el efecto de esas palabras en ti no ha sido suficiente, volverá a la carga con otras cosas. Lo que más deseará Virgo es que al final, reconozcas tu error, pidas perdón y casi te largues por donde has venido. Y además humillado. Esa es su venganza.

LIBRA
Como en la vida de Libra es primordial llevarse bien con todo el mundo, cuando alguien le hace algo malo, primero intenta asimilarlo, luego arreglarlo. Si no es posible Libra entra en una espiral que no sabe gestionar bien. Porque su talante es el de arreglarlo todo por las buenas. Como Libra no es peleón, ni tampoco tiene mala intención casi nunca, su forma de vengarse es mostrándose frío y retirando la palabra al otro. Algo fácil, que le sale bien y que, mira por donde, perfecciona con el paso de los años. Y ahí tenemos a Libra pasando de algunas personas hasta que se muere. Y eso muchas veces duele más que cualquier venganza física. La indiferencia. Ni qué decir tiene que si le piden perdón, Libra perdona al momento o quizás en un par de días, pero también decir que si a Libra le han jodido bien, aplicará la justicia por su mano, y, aunque sea escasa veces en su vida, cuando no puede más, y siente que ha sido pisoteado, una fuerza arrolladora le saldrá de lo más adentro y aplicará ese ojo por ojo que a menudo es tan necesario e incluso justo. Y a ser justo a Libra no le gana nadie.

ESCORPIO
Hemos llegado al signo vengativo por excelencia. Hacerle daño a Escorpio, hacer daño a los suyos o cualquier tipo de traición o deslealtad son los principales motivos para que saque su aguijón y haga el doble de daño de la que le hicieron a él o a ella. Hay quienes hablan de que la venganza de Escorpio dura toda la vida. `Pues no van mal desencaminados. Vamos, que es capaz de no perdonar ni antes de morir. Dejémoslo en que le cuesta olvidar y que prefiere idear, planear y poner en práctica todo tipo de venganzas. Pareciendo incluso como si disfrutara con ello. Pero no es eso. Es que Escorpio cree en el karma y en sí mismo como la mano ejecutora. Y a quien haga daño, que sufra. Que se lo hubiera pensado antes. Escorpio siempre te deseará y te hará lo que tú le deseas o lo haces pero multiplicado por 10, por 100 o por 1000. Pensarás que es injusto ¿no? Son los cargos a pagar, si Escorpio se venga es porque ha sufrido mucho. Pero también es cierto, que si de corazón te arrepientes y Escorpio ve en tus ojos que realmente sientes y te duele todo lo que ha pasado, puede que los planes de venganza se alarguen. Porque a Escorpio no le gusta pelear ni tramar ese tipo de plan con personas indefensas, con personas que en el fondo están a punto de llorar. Pero a la mínima que te vengas arriba de nuevo, volverá a recordarte que hay algo que aún debes pagar.

SAGITARIO
Sagitario es vengativo, pero vamos, no de los peores. Porque este signo intenta no tomarse nada de forma personal. Lo intenta, aunque no siempre lo consiga… Si alguien le hace algo, lo analiza e intenta evitar las malas consecuencias. Siempre por las buenas al principio. Y si no queda más remedio, pues habrá que vengarse, claro. ¿Cómo? En el momento, como buen signo de fuego que es, podrá ser dramático, podrá soltarte las peores y más hirientes palabras del mundo, irá a la herida, a donde sabe que más duele, y después de abrirla la tocará y la tocará, sabiendo que se pasará sangrando unas cuentas semanas. Y después de eso, a otra cosa mariposa. No en vano, el arquero es de lanzar sus flechas al futuro y gastarlas disparando a un problemilla que quedo atrás como que no le gusta demasiado. Pero también sabe que a veces, es necesario. Si las personas se esmeran en redimirse y además lo hacen de corazón, prefiere ser indulgente y perdonar, pero claro, si se explican bien y le convencen. Y no será tan fácil como crees.

CAPRICORNIO
Ser orgulloso ayuda a ser vengativo y con Capricornio tenemos uno de los mejores ejemplos. Cuidado con hacerle algo a la cabra porque se lo toma muy a pecho y su venganza es muy destructiva. ¿Cómo? Pues soltando por su boca hasta el más mínimo detalle de la vida del acusado en cuestión para perjudicarle. Lo que viene siendo destruir su reputación. Igualmente, a Capricornio le cuesta perdonar, así que hay que acotar cuanto antes las consecuencias del daño hecho: pedir perdón, hacerle regalos, nombrarle heredero… cualquier cosa vale. Y antes de que pase todo eso, cuidarnos para no jugársela. Es lo mejor. Créenos. Capricornio puede tramar venganza por años, porque no olvida, porque tiene la paciencia suficiente como para esperar, porque es injusto que no pruebes de tu misma medicina cuando tú se la das a probar al resto. De eso nada…

ACUARIO
Acuario no pierde el tiempo en venganzas momentáneas, es decir, no tiene esa malicia de otros signos ni tampoco esa impetuosidad de hacer algo en el momento en que le han dañado. Acuario no es así, pero no olvidemos que no olvida. No olvida cuando no ha habido perdón por parte de quien le ha machacado, no olvida cómo se sintió en ese momento, no olvida que eres un imbécil. Y pasarán los años, y aunque evidentemente no lo recuerde cada día (Acuario no vive para esas cosas), si algo le recuerda a ese momento, se acordará como si fuera ayer. Y Acuario cree que la vida pone a cada uno tarde o temprano donde se merece, confía de verdad, y es por eso que sabe que la venganza llegará sola, en el momento menos esperado, la vida le pondrá frente a frente con quien le dañó, y le dará la posibilidad para que al final, Acuario pueda tomar la revancha, y cuando esto pase, quizás la tome o quizás no. Pero sí estará en su mano decidir. Eso sí, si por el contrario le pides disculpas a Acuario y pagas lo que te mereces, no hay problema ninguno. NINGUNO.

PISCIS
Al orgulloso Piscis le cuesta perdonar. Su corazón lleva mal el daño y el maltrato y en consecuencia, la venganza le ronda mientras se cura. Haga lo que haga para cobrarse lo que le han robado, la intención de Piscis es hacer que la otra persona se sienta fatal. Y cuando acaban perdonando, no lo hacen del todo. Una parte de ellos, por su orgullo, sigue afectada por el tema. Vamos, que el otro va a notar que no le han perdonado del todo. También, como Piscis es intuitivo cala mucho a las personas y como haya algo que no le guste, se aleja. Más vale prevenir que curar. Y muchas de sus venganzas se quedan al final en su cabeza, como un pensamiento, como una idea. Mucho has tenido que hacer al pececillo, y a veces, aunque te merecieras que te quemaran en la hoguera, Piscis se limitará a alejarse, con su dolor, a otra parte.

También podría gustarte