La Bolsa de la Riqueza y la Prosperidad | Mhoni Vidente - Horoscopos y Predicciones
Publicidad

Mhoni Vidente News

Blog

La Bolsa de la Riqueza y la Prosperidad




La bolsa de la riqueza es un hechizo que te asegurará bienestar material

La bolsa de la riqueza es el primer hechizo de los diez rituales poderosos basados en cartas de tarot, y aunque te garantiza dinero y abundancia material en todos los sentidos, no significa que te harás rico de una manera obscena. No se trata de eso, sino de estar cubiertos en nuestras necesidades y aspiraciones, de tener en base a lo que realmente necesitamos que es más bien poco si lo miras bien: Un techo, comida en la mesa, los gastos pagos y no tener deudas, vestirnos, ocuparnos de la salud, disfrutar de la vida en un sentido más emocional y espiritual que puramente material.

Todo el poder de la bolsa de la riqueza, reside en una carta de tarot, que son tarjetas que van mucho más allá de la adivinación, su poder místico de verdad trabajará para que tu hechizo de buenos resultados.
Aquí usaremos el Nueve de Oros, que es la crata de la riqueza, pero esta prosperidad ha sido alcabnzada por el propio esfuerzo. Aquí nadia te ha regalado nada, nadie puede envidiar lo que tienes ya que lo has ganado con tu propio sudor y valía.
No significa ser inmensamente rico, sino vivir en una situación de absoluto bienestar, sin carencia alguna, sin problemas y tribulaciones por lo material. Es la gratitud, el lujo sin estridencias, la ganancia constante, las recompensas por los esfuerzos realizados, el éxito en todos los proyectos y acuerdos de negocios; la realización de tus objetivos; la autonomía financiera (la tan mentada “libertad financiera”) es todo sobre tu seguridad material y ser completamente autosuficiente.

MATERIAL:

Día ideal para hacerlo: El jueves (aunque puedes hacerlo el día que quieras, el jueves es el mejor)
Fase de la luna: En luna llena como primer opción, y en luna creciente como alternativa.
Horario: Debes hacerlo con luz solar, desde la salida del sol hasta que se ponga, no lo hagas en horas de la noche. La hora óptima para hacerlo es a las 12 del mediodía.
Color de la bolsa: Debes usar una tela de color VERDE
Vela: Una vela verde, amarilla o dorada
Hierbas: Canela, nuez moscada, laurel, albahaca, menta, semillas de amapola, eneldo, mejorana, pachulí (utiliza todas las que puedas)
Piedras: Aventurina o pirita
Carta del tarot: 9 de Oros (simplemente imprime la figura)

PROCEDIMIENTO:

En primer lugar enciende la vela verde, amarilla o dorada. Si bien no es imprescindible, puedes consagrarla untándola con un poco de aceite de oliva y rociándola con un poco de canela o azúcar. Tampoco es necesario pero si gustas, puedes tallar en ella la palabra “riqueza” o “prosperidad” “abundancia” “dinero” o un signo “$”

Confecciona con la tela verde una bolsa pequeña mientras arde la vela, no mayor que el tamaño de tu mano. Deberá caber en ella la carta, pero puedes doblarla, así que perfectamente puedes hacer una bolsa pequeña para llevar contigo sin llamar la atención.
Como opcional, para esta bolsa también puedes añadir un billete de cualquier valor con tus deseos e intenciones escritos en él, especialmente si tú necesitas una cierta cantidad de dinero para algo en particular; También puedes agregar una variedad de monedas de distinto valor, especialmente si no tienes las piedras sugeridas para utilizar.

Luego escribe en el reverso de la carta tu nombre completo. Nada más. Toma la carta y métela dentro de la bolsa, coloca algunas de las hierbas sugeridas, una piedra de aventurina o pirita si la tienes.

Toma la bolsa ya completa con los elementos y sujetándola en tus manos, habla dentro de la bolsa por su abertura. Di allí todo lo que quieres y necesitas, tus deseos y aspiraciones, tus necesidades. Trata de ser positivo en tus palabras, no digas “No quiero ser pobre”, di mejor “Quiero ser próspero”, es muy importante el tipo de afirmaciones que hacemos, para que el universo entienda nuestro pedido y lo cumpla.
Una vez que has dicho todo lo que necesitabas decir, cierra la bolsa atándola con una cinta o cordel, incluso un trozo de la misma tela verde.
Deja la bolsa junto a la vela hasta que esta se consuma y apague.

No tires los restos de cera, es conveniente que los entierres en tu casa, aunque sea en una maceta.
La bolsa no es necesario que la lleves contigo todo el tiempo, pero puedes hacerlo si lo quieres, en tu bolsillo, cartera o bolso, en tu maletín de trabajo.
Déjala en tu casa cerca de ti, la mesa de noche por ejemplo, o el lugar donde guardas el dinero, o quizá en un cajón de tu mesa de trabajo.

Es conveniente que cuando desees algo o necesites, tomes unos momentos la bolsa entre tus manos para recargar tu pedido al universo pródigo.
Nunca olvides agradecer los dones recibidos por pequeños que sean, la gratitud es tu única paga posible para la bondad de la fuente universal, no puedes pagarle con dinero, tu moneda de pago es tu gratitud, ¡nunca olvides eso!

¡Mucha suerte y prosperidad, y pon manos a la obra!

Publicidad
Haz un Comentario


Lo Mas Visto: